• Pingback: Javier Sanz

  • Pingback: Francisco Navarro

  • Pingback: Márcel Alonso

  • Pingback: Márcel Alonso

  • Pingback: 40z0

  • Pingback: 40z0

  • Pingback: Almanzor

  • Pingback: GeeksRoom

  • Pingback: psandez

  • Pingback: Almanzor

  • Pingback: mmadrigal

  • Pingback: Club Divoblogger

  • Pingback: Oscar

  • Pingback: EmeGé

  • Pingback: Malapata

  • Pingback: paaco pereira

  • Pingback: Adolfo Suarez

  • Pingback: Leticia Coria

  • Pingback: tartessica

  • Pingback: Alfonso Rguez-Ponga

  • Pingback: Alfonso Rguez-Ponga

  • Pingback: Porque #somosHaiti | Reflejos | Scoop.it

  • http://www.sagitaire17.com/ sagitaire17

    Desolador….

  • http://historiasdelahistoria.com Javier Sanz

    @sagitaire17, la naturaleza y la mano del hombre no han sido justos con esta tierra.

  • http://elinteriorsecreto.blogspot.com laMar

    En los días y meses posteriores a cualquier desastre siempre es primera página y todos nos volcamos. Con el tiempo deja de aparecer en los medios de comunicación y olvidamos que queda mucho por hacer, yo diría incluso que ni siquiera se ha empezado. Triste.
    Besos enormes

  • http://historiasdelahistoria.com Javier Sanz

    @laMar, esos primeros días son como el comienzo de cada año, llenos de propósitos y promesas que luego el tiempo va dejando por el camino… Así somos.

    Un beso

  • http://abaloriospvv.blogspot.com/ Pilar

    Cuando una noticia ” se cae” del telediario, poco queda en nuestra memoria, es como si todo aquel horror se hubiese amortizado y las promesas quedaran en nada, bueno aproximadamente en la mitad.

  • http://historiasdelahistoria.com Javier Sanz

    @Pilar, es una virtud que tenemos en los blogs… no tenemos que ceñirnos a la actualidad ni limitar nuestros contenidos a una línea editorial impuesta.

  • Pingback: Bitacoras.com

  • http://latinajadediogenes.blogspot.com/ Cayetano

    Totalmente de acuerdo con la frase de Eduardo Galeano.
    Haití no interesa a los que dirigen este mundo, por lo tanto mediáticamente casi ni existe, pero la miseria y la injusticia siguen allí instaladas.
    Un saludo.

  • http://laneuronaimpasible.blogspot.com/ mariano-waspy

    Como ya le dije al amigo Gasolinero en su blog, el problema de Haiti es sencillamente que no hay de donde cobrar lo invertido… Las vidas humanas no son económicamente rentable.
    Un saludo

  • http://www.oscarvelazquez.es Oscar

    No hay que olvidar.

  • http://historiasdelahistoria.com Javier

    @Cayetano, la hipocresía y la mentira se han instalado en esta sociedad del “tanto tienes, tanto vales”

  • http://historiasdelahistoria.com Javier

    @waspy, sobre lo que tú dices ayer leí una noticia sobre el rédito que España sacará a su intervención militar en Libia, por ahora una concesión para descubrir fosas comunes.

  • http://historiasdelahistoria.com Javier

    @Oscar, del dicho al hecho, hay un trecho…

  • Pingback: Trianarts

  • http://dakipalla-kikas.blogspot.com/ Kikas

    Pues desde el lado verde, o sea la RD, me solidarizo…
    Y pensar que los Haitianos intentan emigrar en masa aquí porque creen que es el primer mundo…

  • Pingback: Chema Barragán

  • http://www.elblogdeluna.wordpress.com elblogdeluna

    Es cierto que las catástrofes van cayendo en el olvido, pero en este casa pienso que hay que añadir la crisis económica cada ve mas dura y muchas personas solidarias hacen equilibrios para llegar a fin de mes.Un saludo

  • Pingback: Inmaculada Eiroa

  • Pingback: May Cif

  • Pingback: Somos Haiti

  • Pingback: Yo misma

  • Pingback: Somos Haiti

  • Pingback: zulai

  • Pingback: Somos Haiti

  • Pingback: May Cif

  • Andazul

    Si, si, bonita frase la de Galeano, solo que la solidaridad de la izquierda es la caridad de toda la vida… con el dinero de los demás. Y si por el camino se “cae” algo para el partido y otro tanto para el “solidario”, pues miel sobre hojuelas.

    Frente al agitprop socialista saturado de tópicos asnales resentidos de “Las venas abiertas de América Latina” de Galeano, aconsejo leer el “Manual del perfecto idiota latinoamericano” de Apuleyo, Montaner y Vargas Llosa.

Switch to our mobile site