Aunque si hablamos de ingenuidad en una Constitución tampoco haría falta remontarse a la Pepa (1812), bastaría con leer el artículo 47 de la actual de 1978:

Todos los españoles tienen derecho a disfrutar de una vivienda digna y adecuada. Los poderes públicos promoverán las condiciones necesarias y establecerán las normas pertinentes para hacer efectivo este derecho, regulando la utilización del suelo de acuerdo con el interés general para impedir la especulación.

La Constitución española de 1812, La Pepa, fue promulgada por las Cortes Generales el 19 de marzo de 1812. Fue nuestra primera Constitución y, aunque plantea un modelo liberal, consiguió poner de acuerdo a liberales y absolutistas. Pero debieron pensar, como en la película de Manuel SummersTo er mundo e güeno”, porque la redacción del artículo 6 quedó así:

El amor de la Patria es una de las principales obligaciones de todos los españoles, y asimismo el ser justos y benéficos.

Promulgación de la Pepa

Share