• Pingback: Edmundo Pérez

  • Pingback: Javier Sanz

  • Pingback: 40z0

  • Pingback: Club Divoblogger

  • Pingback: José Mª García

  • Pingback: Nikkita

  • Pingback: Óscar Velázquez

  • Pingback: Pedro Muñoz Plaza

  • Pingback: juan pablo donoso

  • Pingback: juan pablo donoso

  • Pingback: Top Tuits

  • Pingback: Jesús del Río

  • Pingback: Almanzor

  • Pingback: Ricardo Sanjurjo

  • Pingback: Chema Barragán

  • Pingback: El científico que se tomó un té con Jesucristo

  • Pingback: Bitacoras.com

  • Pingback: El científico que se tomó un té con Jesucristo

  • Pingback: jose navas pareja

  • http://rayajosenelaire.blogspot.com Chema Barragan

    … jejejejeje. No seré yo quien le lleve la contraria a este señor y mucho menos pondré en tela de juicio su sabiduría y posibles logros, pero te digo yo que, en cuanto a su ‘epifánica visión’, a mí me da que, o bien se acababa de chutar un polvorón de almendra o terminó por volverse majareta de tanta doctrina acumulada… jejeje. Aunque, bueno, siempre permanecerá la pregunta recurente ¿Y SI FUE VERDAD?…

    Un fuerte abrazo Javier :)

  • Pingback: Las historias deIruK

  • http://historiasdelahistoria.com Javier

    @Chema, yo le que creo es que tanto estudio e investigación al final le provocaron un cortocircuito neuronal. Dejando a un lado su visión, sus “otros” trabajos son propias de un genio.

    Un abrazo

  • Pingback: Claudia Iraola Riera

  • Pingback: Xurxo Vázquez

  • Jose Maria Gonzalez

    “En 1849 se constituyó la Fundación Swedenborg en Nueva York con la misión de difundir sus obras teológicas, libros contemporáneos y videos sobre el crecimiento espiritual, ofrecer conferencias y talleres, y mantener una biblioteca de literatura Swedenborg.”

    Como es posible que hubieran videos en esa época?? Un poquito más de rigor, por favor…

  • Pingback: Alfonso Rguez-Ponga

  • http://historiasdelahistoria.com Javier Sanz

    @José María, arreglado. Quería indicar los fines de dicha Fundación hoy en día.

    Gracias

  • http://lavinetasatirica.blogspot.com/ Xurxo

    Curiosa historia, había leído el ensayo de Borges hace mucho tiempo y lo había olvidado. Se encontró con Jesús en Londres y eso explica lo del té, quién sabe en otros lugares qué hubieran compartido :)

    Un saludillo.

  • Pingback: Uchiha Sasuke

  • http://elinteriorsecreto.blogspot.com laMar

    Los genios, si es que lo era, no tienen una mente digamos “lógica” la mayoría sufre desvaríos, pero este supera a todos. Besos enormes ;)

  • http://latinajadediogenes.blogspot.com Cayetano

    A este buen hombre solo le faltaba ya ser panadero, como a Pío Baroja.
    Un saludo.

  • Pingback: Francisco Navarro

  • Pingback: MANUEL PEÑALOSA

  • ana

    Pero… ¿ quedó alguna ciencia o seudociencia que este buen hombre no tocase….?,santo cielo, si hoy se lo rifarian las grandes multinacionales , incluso las religiosas , quien sabe , puede que la Cienciología….

  • http://historiasdelahistoria.com Javier Sanz

    @Xurxo, si es por compartir… un café o una Coca-Cola.

    Un abrazo

  • http://historiasdelahistoria.com Javier Sanz

    @laMar, si no hubiese tenido esa “visión” y hubiese dedicado el resto de su vida a seguir con sus investigaciones, hoy sería reconocido como uno de los grandes. El caso es que dedico demasiado tiempo a su visión/misión :)

    Un beso

  • http://historiasdelahistoria.com Javier Sanz

    @ana, en la Cienciología habría tenido cabida seguro… una pena su visión.

  • http://abaloriospvv.blogspot.com/ Pilar

    Quizás se pasó de frenada, tanto conocimiento en una sola vida.

    Un saludo

  • http://historiasdelahistoria.com Javier Sanz

    @Pilar, dicen que en el término medio está la virtud… y Emanuel Swedenborg me parece que se pasó un poco de “pensar”.

    Un abrazo

  • jj

    hombre, en el siglo 17 hablar de ingenieros aeronáuticos es casi tan exagerado como tomar el te con Jesucristo

  • http://historiasdelahistoria.com Javier Sanz

    @jj, tienes toda la razón pero como digo al comienzo del post… “si hacemos caso de Wikipedia” :)

  • http://dakipalla-kikas.blogspot.com/ Kikas

    Un friki, Javier
    Y es que el excesivo ejercicio neuronal tampoco es bueno
    ;-)

  • http://www.losmundosdejairo.blogspot.com jairo

    Curioso personaje, no me extraña que dominando tantas materias tambien pudiese hablar con dios jijiji

  • cc

    Tal y como está hoy en día el mundo laboral, seguro pero seguro segurísimo, que Swedenborg estaría en la cola del paro aunque su presunto currículum sea de quitar el hipo. El extraño encuentro con ese Jesucristo londinense deja dos cosas claras: que en Inglaterra beber té es algo de lo más cotidiano y que el funcionamiento de la masa gris de este personaje era todo un enigma. ¿Un científico da por válida la palabra de un desconocido que le asegura ser Jesucristo? ¿Qué pruebas irrefutables le presentó?
    En mi humilde opinión, a este buen hombre se le sobrecargó el disco duro.
    Un abrazo tinerfeño
    CC

  • http://historiasdelahistoria.com Javier Sanz

    @Kikas, y tú como lo sabes? :) :)

  • http://historiasdelahistoria.com Javier Sanz

    @jairo, si es que hay que gente que todo lo puede… o eso cree.

  • http://historiasdelahistoria.com Javier Sanz

    @cc, es que hay gente que toma té con “cualquiera” y, claro está, desde aquel momento dejo a un lado su brillantez para dedicarse a cosas más espirituales.

    Un abrazo

  • http://www.varlania.blogspot.com Chema García

    Impresionante persona, y qué lástima para la ciencia, la visita aquella. Parece sacada de una novela de H. G. Wells. Aunque si utilizamos la lógica ¿No será que fue un adelantado a su tiempo, un visionario, y esa sociedad no estaba preparada para tal avance (aún) y lo que recibió fue la visita (precedida de seguimiento y amenazas) de algún clérigo, que cómo no dedicara sus esfuerzos a lo que relata igual iba a reunirse con “El Señor” de forma permanente? Un saludo y muy curioso el tema!! Un saludo!!

  • http://maireencuenta.wordpress.com Maireen

    No es por menospreciar a nadie, ni mucho menos, pero pienso que los conocimientos que había en el siglo XVII sobre muchas materias eran tan mínimos que no haría falta ser el genio más grande de todos los tiempos para dominar varias a la vez. Por otra parte, no consta que este señor inventara nada, descubriera nada o aportara algo fundamental a esas parcelas del saber, ¿no? Se limitaba a ser un erudito, más bien, a almacenar datos y conocimientos.

    Lo de los idiomas, eso sí, se lo envidio un montón.

  • Pingback: Yo misma

  • Pingback: 7 letras

  • http://historiasdelahistoria.com Javier

    @Chema, un poco de ciencia ficción si que tenía… pero en la cabeza. Y lo del clérigo, como dirían en mi tierra, “vete tú a saber”.

    Un abrazo amigo

  • Pingback: kepasa29

  • http://historiasdelahistoria.com Javier

    @Marieen, aún así creo que, con las limitaciones propias de la época, era un erudito.

  • http://www.oscarvelazquez.es Oscar

    como una asociación que usa el nombre de un cientifico, puede difundir cosas tan poco científicas.

  • Pingback: Kim Nguyen Baraldi

  • Pingback: Pedro

  • http://cigarrillosytequila.blogspot.com/ 7letras

    Aunque no es para discutir con semejante eminencia… yo más bien me pregunto ¿qué llevaba el té?
    Un abrazo.

  • Pingback: Goefry

  • Pingback: Wolf Man

  • Pingback: Trianarts

  • Pingback: Cristóbal

  • Pingback: Gladyzs

  • Pingback: Francisco Sevilla

  • Pingback: amaia alberdi

  • Pingback: Sergio Martinez 

  • Pingback: CHELY ESCALONA

  • Pingback: mariano

  • Pingback: Solo de Interés

  • Pingback: Ángela Contreras

  • Pingback: dekkard

  • Angela

    Maireen, de dónde crees que hoy por hoy podemos tener fuego con tan sólo encender un mechero, o dar la luz pulsando un interruptor, abrimos el grifo y sale agua ¡potable!, giramos una llave y arrancamos un motor, tenemos nevera que mantiene frescos los alimentos, nos tomamos una pastilla y se nos cura una infección que hasta hace bien poco mataba a la gente. Las mujeres parimos un hijo porque apenas hay riesgo de mortalidad infantil (en el mundo desarrollado me refiero) mientras que hasta antes de ayer se tenían 5, 8 o 12 para asegurar la supervivencia de la especie (cosa que sigue ocurriendo en el tercer mundo debido aeso mismo, tienes que parir cinco hijos para que sobreviva uno que con suerte cumplirá cuarenta años)… Y así podría enumerar millones de ejemplos… El mundo tal y como se conoce hoy es como es, gracias a que en las generaciones anteriores ha habido genios, capaces de ver más allá, gente avanzada para su época que han ido evoluconando, desarrollando la tecnología, desde la piedra con la que el homo sapiens construía sus herramientas para cortar carne por ejemplo, hasta el escarpelo con el que hoy nos operan… Somos lo que somos y tenemos más conocimientos gracias a ellos, a sus investigaciones y su genialidad, de la cual el 99% de la población carece. A nosotros nos ha venido todo dado, no hemos inventado nada… Tú y yo no estamos dentro de ese 1%.
    Ésto también puede aplicarse al comentario de jj; un ingeniero aeronáutico no es sólo lo que hoy conocemos por tal, antes de que existiesen los avinoes a reacción hubo muchos experimentos y las personas que los desarrollaron posiblemente en su cabeza, la teoría, lo tenían todo más o menos claro, sabían que podía hacerse,otra cosa es que en esa época hubiera la tecnología necesaria para llevarla al plano real. Seguro que la gran mayoría de los ingenieros aeronáuticos actuales se limitan a estudiar lo que otros han desarrollado, claro está que aunque sólo sea estudiarlo, hay que valer, y siempre hay quién destaca, evoluciona y crea un modo nuevo de ver las cosas,o desarrolla una nueva tecnología ayudando al resto de la especie a evolucionar (o a involucionar porque con tanta tecnología nos estamos atontando) pero ésos son sólo unos pocos genios, como los ha habido desde siempre y gracias a los cuales nuestra especie ha evolucionado hasta convertirnos en lo que somos ahora.
    Igual vosotros os sentís más “eruditos” que ellos porque orináis y los desechos se van por el desagüe…

  • http://www.sagitaire17.com/ sagitaire17

    Hola Javier,
    Es que posible que saturada por tantas ciencias exactas su mente buscará una escapatoria…
    Buen domingo y un abrazo.

  • Pingback: José Carlos

  • Pingback: Alejandro Bravo

  • Pingback: Alberto Arcos

  • María

    Semejante descripción abre el apetito, aunque para ser totalmente sincera, también asusta.
    Creo que la genialidad y la locura, comparten zapatos.
    cariños

  • Pingback: Mario Riveros

  • Pingback: Mario Riveros

  • Pingback: PABLO CABAÑA

  • Pingback: PABLO CABAÑA

  • Pingback: Jessica Faundez

  • jhonatan

    Como se nota que nadies ha leido si quiera un solo parrafo de sus libros de este personaje, hablan sin siquiera tener alguna de idea de lo que sabia Emanuel Swedenborg, ni siquiera saben que este señor fue capaz de sacar de sus cabales a Immanuel Kant hasta tal punto que termino haciendo un violento ensayo refutando los libros reliosos que escribio Swedenborg; si eran tan ridiculas y que no valian la pena leer tales libros religiosos de este personaje no tan famoso, porque Kant hizo lo que hizo? se dice que la gente religiosa es de mente cerrada, pero que pasa con la gente que no cree que se limita a leer solo ciencia. porque con eso es suficiente? la ciencia no resuelve los problemas familiares, personales, la cienca necesita de la religion para funcionar al beneficio de la humanidad.

Switch to our mobile site