Archive for month: septiembre, 2011

El Fuerte que se perdió por una pelota

20 sep
20 septiembre 2011

Tras la Guerra entre británicos y franceses, y sus aliados los indios norteamericanos, los franceses tuvieron que retirarse de sus posesiones continentales. Uno de los puestos que pasó a manos británicas fue el Fuerte Michilimackinac, en territorio de los indios Ojibwa (aliados de los franceses) y en lo que hoy sería el estado de Michigan (EEUU). Se utilizaba como puesto comercial y de suministros para los comerciantes que operaban en la zona de los Grandes Lagos.

En 1763, Pontiac, el gran jefe de los otawas, convocó en secreto a los líderes de las tribus de la Región de los Grandes Lagos: ottawas, ojibwas, potawatomis, hurones… Descontentos con la política hacía los indios nativos, comenzaron la guerra contra los británicos.

Pontiac

Pontiac

El Fuerte Michilimackinac estaba habitado por franceses y británicos (en su mayoría comerciantes), mestizos y una pequeña guarnición de menos de 40 soldados. A pesar de los rumores de la coalición india, el Mayor George Etherington no hizo caso y permitió que los ojibwas se enfrentasen en un partido de lacrosse (cómo se juega) junto al fuerte. Aunque ahora el lacrosse tiene reglas “civilizadas“, en su origen era extremadamente violento y servía para dirimir disputas entre tribus y, también, para entrenarlos para la batalla. Además, participaban más de 100 hombres y podían durar varios días.

Lacrosse

El 2 de junio de 1763, comenzó el partido con sus habituales “palos”, carreras, saltos, empujones… los habitantes y la guarnición del fuerte contemplaban el espectáculo e incluso hacían apuestas, todo parecía transcurrir normalmente hasta que “por casualidad” la pelota se lanzó por encima de la empalizada y cayó dentro del fuerte. Los británicos, confiados, abrieron las puertas para que siguiesen disputando el partido… Momento que aprovecharon los ojibwas para empuñar las hachas que sus mujeres llevaban ocultas bajo las mantas y tomar el Fuerte Michilimackinac sin apenas resistencia.

Con este post me despido hasta el día 4 de octubre. Me voy unos días de vacaciones a conocer Nepal. Hasta la vuelta.

Os dejo una tarea… Si os gustas Historias de la Historia, y los estimáis oportuno, podéis votar en los premios Bitácoras en la sección Cultura y/o Educación. Sólo tenéis que pinchar en el banner y os llevará directamente a las votaciones. Gracias

Votar en los Premios Bitacoras.com

Fuentes e imágenes: BBC, Native American Netroots, My North

Share

El cadáver encontrado en Huelva que engañó a Hitler

18 sep
18 septiembre 2011

El 30 de abril de 1943, un pescador encontró un cadáver en estado de descomposición en la playa de Punta Umbría (Huelva). El cuerpo era de un hombre adulto vestido con una gabardina, un uniforme y botas, con un maletín atado a la cintura. Su cartera lo identificó como el Mayor William Martin del ejército británico. Las autoridades españolas lo pusieron en conocimiento del cónsul británico, Francis Haselden, y en su presencia, se abrió el maletín… en su interior un sobre lacrado del ejército británico. Durantes los siguientes días, los telegramas de Londres a Madrid se repetían constantemente: “había que recuperar el contenido del sobre“.

Recordemos que España en la II Guerra Mundial ocupó una posición “neutral” pero a nadie extrañaba las simpatías de parte de ejército con los alemanes y que en España campaban a sus anchas los espías. Aquella intensa actividad entre Madrid y Londres, alertó a los espías alemanes que no tardaron en conseguir la información que contenía el misterioso sobre: era una carta personal del Teniente General Archibald Nye, del Estado Mayor Británico, al General Harold Alexander, al mando de las fuerzas en el Norte de África, en la que se detallaban los planes de los aliados:

tras el éxito de las campaña en el Norte de África cruzarían el Mediterráneo para lanzar un ataque contra Grecia y Cerdeña.

Hitler recibió la información y ordenó reforzar sus posiciones en Grecia y Cerdeña, la Operación Picadillo (Operation Mincemeat) había tenido éxito. Los aliados invadían Sicilia el 10 de julio de 1943, su verdadero objetivo.

Fue un gran éxito de la inteligencia británica que logró engañar a Hitler con el Mayor William Martin… que nunca existió. Todo se preparó al milímetro: se busco un cadáver en la morgue de Londres (años después se descubrió que era un vagabundo llamado Michael Glyndwr); entre sus pertenencias se colocaron cartas de una novia y el recibo de un anillo; para la foto del pasaporte se buscó alguien parecido al muerto; su muerte se publicó en The Times; se dejó el cuerpo en España sabiendo que las noticias llegarían a Berlín… Un plan perfecto.

Actualización: Entrevista con José Antonio Rei María, el marinero que encontró el cadáver (gracias a Indicosur).


Entrevista a Jose Antonio Rei Maria – Subido y… por foropunta

Fuentes: The New Yorker, BBC, The Guardian

Share

El miedo a los bombardeos nazis mató más de 4000 británicos

15 sep
15 septiembre 2011

El 25 de agosto de 1939 los ministros de exteriores ruso, Molotov, y alemán, Ribbentrop, firman un pacto de no agresión. La sentencia de Polonia y el comienzo de la II Guerra Mundial estaban firmados. El 1 de septiembre, Alemania invade Polonia y dos días más tarde  el Reino Unido, Australia,  Nueva Zelanda, Francia, Sudáfrica y Canadá le declaran la guerra. A pesar de esta declaración, Hitler seguirá avanzando.

El Reino Unido está en guerra y aunque no ha intervenido activamente se comienzan a tomar medidas desde Londres. Temiendo los bombardeos de la Luftwaffe (fuerza aérea alemana) se establecen restricciones respecto al alumbrado; se prohibe encender cualquier tipo de luz por las noches, incluso llegando al extremo de ser arrestados por encender un cigarrillo en la calle. Al caer la noche la oscuridad invade las calles británicas y la única que se atreve a romper la prohibición es la luna.

A pesar de ello, la gente trata de llevar una vida “normal” con las limitaciones propias de la oscuridad. Caminar por las calles de convierte en una carrera de obstáculos (coches, farolas, bordillos, árboles…), los coches sin luces – incluso las del salpicadero – se esquivan unos a otros, los tranvias pasan a ser “el peligro silencioso”, los accidentes de tráfico se incrementaron un 100% respecto al año anterior…

En los primeros 4 meses de “guerra”, septiembre a diciembre de 1939, habían muerto 4.133 personas en suelo británico (tres cuartas partes peatones) y la Luftwaffe todavía no había lanzado ni una sola bomba.

Fuentes: Wartime – Juliet Gardiner, How We Drive, WW2

Share

Carta de Carlos III a su madre, la reina, tras la noche de bodas

13 sep
13 septiembre 2011

Los matrimonios de conveniencia entre la realeza fueron una constante entre las monarquías europeas. Se hacían las presentaciones de los futuros contrayentes vía retratos, mejorados por la mano de los pintores de cámara, y una vez casados interpretaban su papel – para cuestiones del amor y la carne se buscaban su propios arreglos- . Pero el caso que hoy nos ocupa, el matrimonio entre Carlos III y Maria Amalia de Sajonia, fue un flechazo a primera vista.

Carlos III

María Amalia

Carlos, hijo de Felipe V e Isabel de Farnesio, sirvió a la política familiar -Borbones- para recuperar la influencia española en Italia (rey de Nápoles y Sicilia). En 1737, y siguiendo la política de alianzas, se casó con María Amalia de Sajonia, hija de Federico Augusto II, duque de Sajonia y de Lituania, y rey de Polonia.

Su encuentro fue un amor a primera vista y lo que debía ser la simple consumación del matrimonio se convirtió… mejor os dejo la carta que le envió a la reina madre tras los primeros días de matrimonio:

Nos acostamos a las nueve de la noche. Temblábamos los dos pero empezamos a besarnos y enseguida estuve listo y al cabo de un cuarto de hora la rompí. Desde entonces lo hemos hecho dos veces por noche y siempre nos corremos al mismo tiempo porque el uno espera al otro.

Tras el fallecimiento de su hermanastro, Fernando VI de España, sin descendencia, Carlos sería coronado Rey de España como Carlos III en 1759. Un año más tarde fallecería su esposa y nunca más se volvió a casar.

En 22 años de matrimonio, éste es el primer disgusto serio que me da Amalia.

Fuentes: Wikipedia, Aprender del pasado – José Manuel Pina Piquer

Share

Hannah Reitsch, la aviadora más atrevida

12 sep
12 septiembre 2011

Hace unos días os hablaba de la colección de Aviones de Combate a Reacción de la Editorial Planeta DeAgostini y recordé haber leído algo sobre una aviadora alemana que se ofreció para probar los primeros aviones a reacción… Hannah Reitsch (1912-1979) fue una aviadora alemana célebre por la obtención de varios récords deportivos, por su afiliación militante al partido nazi y, sobre todo, por sus contribuciones como piloto de pruebas en la Luftwaffe.

Hannah Reitsch

Aunque se matriculó en medicina en la Universidad de Berlín, para seguir los pasos de su padre, pronto dejó los estudios para centrarse en lo que más le gustaba… volar. Debido a las limitaciones impuestas a Alemania tras la I Guerra Mundial – no podía fabricar aviones de guerra – comenzó a pilotar planeadores, llegándose a convertir en instructora de vuelo sin motor y participó como doble en las escenas de riesgo de alguna película.

Pero aquello le parecía demasiado fácil, así que comenzó a probarse y competir: estableció más de 40 récords mundiales de altura y velocidad, que aún no han sido igualados por ninguna otra mujer. Su amistad con altos dirigentes nazis y su osadía, le permitieron convertirse en piloto de pruebas de los “inventos nazis“:

  • Focke-Wulf Fw 61: helicóptero experimental. Basado en el autogiro diseñado por el ingeniero español Juan de la Cierva y construido sobre un biplano. Hannah hizo varias demostraciones en 1938 durante la Berlin Motor Show.
  • Messerschmitt Me 163 Komet: el primer avión a reacción del mundo. Aunque sería sustituido por el Messerschmitt Me 262.
  • Selbstopfer-Flugzeuge: avión suicida alemán. Participó en el desarrollo de este prototipo, a modo de la versión japonesa (Yokosuka MXY-7), aunque Hitler desechó este proyecto finalmente.

Recibió la Cruz de Hierro -la primera y una de las dos únicas mujeres en obtenerla- y el Distintivo Militar Aéreo de Oro con Diamantes -la única mujer- del gobierno nazi.

Tras el fin de la Guerra Mundial, fundó y dirigió escuelas de vuelo en planeador en la India y Ghana, escribió varios libros y fue nombrada Miembro Honorario de la Sociedad de Pilotos Experimentales en EEUU y “Piloto del Año 1971″.

Fuentes e imágenes: Greyfalcon, The Pioneers, Wikipedia

Share

Archienemigos de Roma: Filipo de Macedonia

11 sep
11 septiembre 2011

Décimo octava entrega de “Archienemigos de Roma“. Colaboración de Gabriel Castelló.

Nuestro archienemigo de hoy fue uno de los últimos reyes helenísticos que se enfrentaron al incipiente poder de una república de pastores y labradores que se estaba convirtiendo inexorablemente en el estado hegemónico del Mediterráneo.

Filipo

Filipo V nació en el 238 a.C. Su padre fue Demetrio II, nieto del legendario Demetrio Poliorcetes, uno de los más destacados soberanos de la Macedonia antigónida. Cuando Filipo tenía sólo nueve años, su padre falleció, quedando como regente del reino su tío Antígono. A la temprana edad de diecisiete años, Filipo heredó el reino de su tío, convirtiéndose así en el monarca más joven de su época. Según las crónicas, era un hombre osado y apuesto, un guerrero de probada valentía durante las guerras en Grecia que llegó a ser comparado inevitablemente con el gran Alejandro.

Tras participar activamente en el conflicto de la Liga Helénica, sus aspiraciones hegemónicas le hicieron mirar hacia la vecina Roma y sus posesiones en Epiro e Iliria. La situación de ésta incitaba a ello. Aníbal campaba a sus anchas por una Italia devastada, contexto ideal para lanzar una serie de ofensivas orientadas a expandirse por el Adriático oriental sin excesiva resistencia. Se equivocó. Sus campañas en Iliria fueron infructuosas, perdiendo su flota en el intento, salvo por la toma de la ciudad de Lissus.

Ante tanto infortunio, Filipo creyó conveniente firmar un tratado de mutuo apoyo con el mayor enemigo de Roma de todos los tiempos, Aníbal Barca, quien, tras el desastre de Cannae, era por entonces dueño y señor del sur de Italia. Este “eje del mal” para República romana no fue en la práctica tan letal como pretendían urdir sus promotores, pues la tenaza que ambos líderes pactaron fue neutralizada poco después cuando la Liga Etolia se declaró amiga de Roma, entrando en juego el insidioso rival de Filipo como paladín del mundo heleno, Atalo de Pérgamo.

La confusión que imperaba en el Mediterráneo oriental por aquellos tiempos hizo que tanto Filipo como los cónsules romanos de turno y sus aliados griegos buscasen una solución pactada al conflicto. Así concluyó la Primera Guerra Macedónica, más como una tregua que como una paz. La fijación de Roma sobre Cartago, dispuesta a resarcirse en territorio púnico de la afrenta de Cannae, hizo que su pacto con Antíoco III Megas no llamase en exceso la atención del Senado, siendo fructífero para las ambiciones de ambos soberanos al arrebatarle los dominios egipcios de Anatolia al inexperto Ptolomeo V.

Tras la aplastante victoria de Zama, batalla que marcó el final de la Segunda Guerra Púnica, el Senado de Roma alargó su sombra hacia Grecia. El pacto de Filipo con Antíoco, así como la solicitud de ayuda de Rodas y Pérgamo, aliados de Roma y enemigos de Antíoco, provocaron la declaración de la Segunda Guerra Macedónica en el 200 a.C.

Después de tres años de campañas sin éxitos contundentes por parte de nadie, las falanges macedonias y las legiones romanas comandas por el cónsul Tito Quincio Flaminino se encontraron en la sierra de Cinoscéfalos (Tesalia). Con fuerzas igualadas, salvo los veinte elefantes que llevaba Flaminino, ambas formaciones se enfrentaron con el saldo de cinco mil macedonios muertos y mil cautivos. Las tácticas de acoso y fuga al estilo ibero, sumada a la carga de elefantes que partió en dos la falange, supusieron a la postre la primera derrota de la, hasta la fecha, invencible y estática falange frente a una forma de luchar más ágil e igual de disciplinada, la legión romana.

La derrota de Cinoscéfalos supuso un duro revés para el impetuoso Filipo; además de desmantelar su flota y pagarle a Roma una indemnización de mil talentos de plata (extrapolando a importes actuales, sobre cinco millones de Euros), tuvo que entregar como rehén a su propio hijo Demetrio. Desde la arrolladora campaña de Falminino, Filipo se comportó como un aliado ejemplar para Roma, ayudándola contra Nabis de Esparta y su antiguo socio Antíoco III, acción que le valió la condonación de parte de la deuda y la devolución de su hijo.

La cooperación macedonia no fue suficiente para que muchos de los miembros más escépticos del Senado desistiesen en sus recelos sobre las veladas intenciones de Filipo. El rey dedicó sus esfuerzos a afianzar su poder en los Balcanes, acción que alteró al vecindario, en especial a Pérgamo. La intriga se adueñó de la corte macedonia. Perseo, segundo hijo de Filipo y celoso de su hermano mayor, instigó a su padre sobre las intenciones de Demetrio de pactar con Roma su abdicación para ser coronado él después como rey cliente de la República. Aquel infundio propagado por Perseo llevó a su hermano al cadalso en el 180 a.C.

Batalla de Pidna

La orden de ejecución de su propio hijo minó irremisiblemente la salud del rey, conocedor en sus últimos días de la verdad y de la injusta muerte de su primogénito. Filipo murió en Amphípolis un año después de aquellos terribles sucesos, quizá apenado por ser testigo y cómplice de la muerte de su hijo… y la de su reino. Perseo fue el último rey de macedonia. Poco tiempo después, el cónsul Lucio Emilio Paulo le derrotó en Pidna. Desfiló por las calles de Roma como parte del botín de la Tercera Guerra Macedónica y acabó sus días dos años después recluido en una villa de Alba Fucens. Así concluyó la estirpe de Antígono el tuerto, diádoco del gran Alejandro, y la independencia del reino del Sol de Vergina.

Share

Palomas kamikaze en la II Guerra Mundial

09 sep
9 septiembre 2011

Ya hemos hablado en varias ocasiones de los animales utilizados durante las guerras, unas con final feliz (Voytek) y otras crueles (animales utilizados como bombas) pero la de hoy raya lo tragicómico.

En 1944 se desarrolló el Project Pigeon (Proyecto Paloma) que consistía en meter palomas dentro de misil para guiarlo hasta su objetivo (¿?). Además, este proyecto no fue ideado por el “iluminado de turno“, sino por  Burrhus F. Skinner, filósofo americano creador de la escuela de psicología de la investigación experimental del comportamiento (como no sé explicarlo de forma sencilla y coherente no añado más…).

B.F. Skinner

Adiestró a varias palomas para picotear, mediante estímulos, figuras con el objetivo que tendría el misil. En la parte delantera del misil había tres compartimentos con una lente cada uno y estas lentes estaban conectadas con los controles de vuelo del misil. En cada uno de los compartimentos se metía una paloma y cuando veía el objetivo picoteaba sobre la parte de la lente en la que se proyectaba (izquierda, centro o derecha) y dependiendo de en qué parte picotease, el misil seguiría un rumbo u otro (girar izquierda, recto o girar derecha) hasta alcanzarlo. Aquí os dejo un video para que os hagáis una idea:

El Comité de Investigación de la Defensa Nacional parece que creyó en el proyecto porque contribuyó con 25.000 dólares a la investigación. A pesar de que tuvo cierto éxito con el entrenamiento, el 8 de octubre de 1944 el proyecto fue cancelado.

Hasta para los americanos era muy “excéntrico“.

Fuente e imágenes: io9, PSYBlog, National Museum of American History

Share

El duelo más largo de la historia, 19 años

08 sep
8 septiembre 2011

Los capitanes Dupont y Fournier del ejército francés fueron los protagonistas del duelo que duró 19 años (1794 – 1813)

En 1794, en la ciudad de Estrasburgo, un joven de la burguesía local llamado Blumm tuvo la mala suerte de cruzarse en el camino del capitán Fournier – con fama de pendenciero y muy mal beber -. El capitán provocó al joven y éste cometió el error de retarle a un duelo… Blumm murió. Aunque el duelo había sido “legal” la población local culpó a Fournier pero nada se pudo hacer contra él. A los pocos días, el comandante en jefe daba una recepción para las personalidades de la ciudad y ordenó a su segundo, el capitán Dupont, que impidiese la entrada a Fournier para no soliviantar los ánimos. Cuando intentó acceder, Dupont se lo impidió y se retaron.

Los duelistas

Sabiendo la destreza que Fournier tenía en las armas de fuego, Dupont eligió la espada y consiguió herir a Fournier que mientras caía lo volvió a retar. En este segundo envite ambos salieron heridos y hubo un tercero. Tras el tercero, y viendo que aquello no tenía fin, establecieron un pacto:

  • Siempre que ambos se encuentren a una distancia menor de treinta leguas, recorrerán la mitad de la distancia cada uno hasta encontrarse y retarse a espada.
  • Si alguno de los dos, por necesidades del servicio, no pudiese desplazarse, el otro recorrerá la distancia que los separa para retarse a espada.
  • No habrá excusas, salvo que su obligación militar impida la reunión.

Entre ellos se entabló una relación epistolar en la que incluso se felicitaban por sus éxitos militares y por sus ascensos. Su relación fue más que cordial hasta que llegaba el momento de empuñar las espadas. Además, respetaron que el primer golpe que hiciese sangrar al contrario paraba la pelea.
Todos los duelos eran a espada, hasta que en 1813, y poco antes de casarse, Dupont ofreció zanjar el tema con pistolas (el arma preferida de Fournier). Para igualar la contienda establecieron unas normas distintas para el último duelo: llevarían dos pistolas cada uno, el duelo tendría lugar en un bosque privado cercado y con dos puertas (norte y sur); cada uno entraría por una y… “al que Dios se la de san Pedro se la bendiga“. Durante un rato estuvieron jugando al ratón y al gato pero el ansia de Fourier le perdió y gastó los dos disparos sin abatir a su rival. Dupont consiguió encañonar a Fournier y le dijo:

Tengo tu vida en mis manos, te perdonaré con la condición de que si me vuelves a retar tendré dos disparos antes de que tú puedas abrir fuego.

Se aceptaron las condiciones y pusieron fin a 30 enfrentamientos durante 19 años.

El guión de “Los duelistas” (1977), la primera película de Ridley Scott, se basa en “El Duelo” de Joseph Conrad y éste en la historia de Dupont y Fournier.

Fuentes: Napoleonics, 1808-1814, Axis History

Share

LoH: ¿Tenian las Meninas las meninges mínimas?

07 sep
7 septiembre 2011

Sin duda se trata de una pregunta realmente extendida en el mundillo de la Historia, concretamente en el de la Historia Infusa, rama que, afortunadamente, dominamos a la perfección.

Por todos es conocido que las Meninas descienden por línea paterna de la noble y a la vez encabronada tribu de los pigmeos velazquiensis. Este acervo genético ha dotado a sus descendientes de pequeños cuerpos humanoides, grandes cabezas y faldas de ancho vuelo, así como de un perrito faldero que acompaña sin descanso en sus comitivas.

Son típicas, a su vez, las escenas campechanas en las que la familia de velazquiensis comparten habitáculo durante horas, acompañadas en ocasiones por indivíduos de otras especies, como nobiles regios o pintoris erectus.

Tras esta breve introducción y abordando el fondo de la cuestión que nos ocupa, cabe destacar que la creencia de que las meninges de las velazquiensis son mínimas está basada en una falsa base por altura partido por dos.

Puede observarse a simple vista, que el cráneo de estos indivíduos es, en proporción, desproporcionado y enorme en enormeza y/o enormidad (que de las tres formas se puede decir). Este hecho fisiológico, unido a los tremendos dolores de cabeza que sufrían las velazquiensis, constatados tras el estudio de fósiles hallados en la ciudad de Toledo, Michigan, nos demuestra de forma empírica que el tamaño de las meninges en esta familia de homínido no era precísamente mínimo.

Podemos, por tanto, y sin miedo a equivocarnos, extraer la conclusión de que Las Meninas tenían las meninges máximas.

Para cualquier duda, pregunta, sugerencia, amenaza o regalo, pueden utilizar los comentarios.

Share

Si no llueve en una semana se procederá a la quema de curas y monjas…

06 sep
6 septiembre 2011

Como decía Lichtenbergcuando los que manda pierden la vergüenza, los que obedecen pierden el respeto“.  ¿Y si el que manda lo que pierde es la cabeza? Entonces, te puedes esperar cualquier cosa.

Castañas - Chiapas

En el año 1883, ante la terrible sequía que padeció el pueblo de Castañas, en el estado de Chiapas (México), el alcalde tuvo la “brillante” idea de publicar este bando:

Considerando que el Supremo Hacedor no se ha portado bien con este pueblo una vez que en todo el año anterior tan solo ha caído un aguacero y que en este invierno no ha llovido y, por consecuencia, se ha perdido la cosecha de castañas de la que depende el pueblo, decreto lo siguiente:
1º.- Que si dentro de ocho días no lloviese abundantemente nadie irá a misa ni rezará.
2º.- Si la sequía durase ocho días más serán quemadas las capillas y destruidos los misales y rosarios del pueblo.
3º.- Si tampoco lloviese la semana siguiente ni la posterior se procederá a la quema de frailes y monjas, y al apaleamiento de beatas y santurrones. En cuanto al presente, se concede licencia para cometer todas clase de pecados y para que así el Supremo Hacedor sepa y entienda de una vez con quién va a tener que vérselas en lo sucesivo.

Supongo que los vecinos de Castañas tenía más sensatez que su alcalde ya que no se tuvo noticia, en las semanas posteriores, de la quema de iglesias o curas… o quizás cayó el ansiado aguacero.

Fuentes e imagen: La Nueva España, La Alacena de las Ideas, Aprender del pasado – José Manuel Pina Piquer

Share

El cráneo que se disputaron alemanes y británicos

04 sep
4 septiembre 2011

Durante la I Guerra Mundial buena parte de la actual Tanzania, junto a Ruanda y Burundi, eran una colonia de Alemania en el África Oriental (África Oriental Alemana). Esta colonia se estableció en 1885 y aunque se buscaba la complicidad de los jefes tribales algunos se resistieron. El más conocido fue el Jefe Mkwawa (Mkwavinyika Munyigumba Mwamuyinga) lider tribal de los hehe en la zona de Tanzania.

En 1891, Mkwawa logró derrotar a un batallón del ejército alemán con flechas y lanzas. Tres años más tarde los alemanes destruyeron Kalenga, la fortaleza donde se refugiaba Mkwawa, pero éste pudo escapar e inició una guerra de guerrillas que tuvo en jaque a los alemanes durante cuatro años. Acorralado, y antes de ser capturado, se pegó un tiro. Su cráneo fue enviado a Berlín como un trofeo.

Al comienzo de la I Guerra Mundial, fue enviado al África Oriental Alemana el general Paul von Lettow-Vorbeck que con un ejército de 3.000 europeos y 11.000 askaris (nativos) lograron mantener a raya al poderoso ejército británico (más de 200.000 hombres). Sin haber sufrido ni una derrota, sólo la rendición de Alemania en Europa pudo con Lettow-Vorbeck.

El Tratado de Versalles (1919) fue el tratado de paz firmado al final de la Primera Guerra Mundial que oficialmente puso fin al estado de guerra entre Alemania y los Países Aliados. Y en el tratado volvió a surgir Mkwawa, mejor dicho su cráneo. En el artículo 246 decía:

Dentro de los seis meses siguientes a la entrada en vigor del presente Tratado, [...] Alemania deberá restituir el cráneo del sultán Mkwawa que, sacado del protectorado alemán del África oriental, ha sido transportado a Alemania, deberá ésta remitirlo en el mismo plazo al Gobierno de S. M. Británica.

Cráneo de Mkwawa

Alemania eludió sus responsabilidades… hasta que en 1953 se encontró una colección de 2000 cráneos en el Museo de Bremen. Después de hacer un estudio se pudo reducir a unos cuantos y de éstos… el único que tenía un agujero de bala. El 9 de julio de 1954 se trasladó al Museo Memorial de Mkwawa, cerca de la ciudad de Iringa (Tanzania).

Fuentes e imágenes: Histarmar, Exapamicron, Wikipedia

Share

Historia de los aviones de combate a reacción

02 sep
2 septiembre 2011

Post Patrocinado

El primer avión de combate a reacción (fighter jet) fue el Messerschmitt Me 262 construido por los alemanes. Aunque basado en un prototipo de 1939, los problemas técnicos y la poca pericia de los pilotos en este tipo de aparatos, obligaron a retrasar su primer vuelo hasta 1942. Sus primeras misiones de combate no llegaron hasta 1944, pero ya era demasiado tarde para evitar la derrota de Hitler.

Los aviones a reacción han revolucionado la aeronáutica y han superado todos los límites en materia de velocidad, potencia, radio de acción y capacidad de ataque. Se encuentran entre las máquinas más sorprendentes jamás creadas y son actualmente las armas más eficaces de la historia de la técnica militar.

Ahora Planeta DeAgostini nos ofrece la posibilidad de coleccionar los modelos en miniatura de los aparatos a reacción más extraordinarios desde la Segunda Guerra Mundial hasta el siglo XXI.

La colección se compone de los más sorprendentes aviones de combate a reacción a escala 1/72. Han sido elegidos para ella los aviones de caza y combate más representativos de nuestra época, con todos los detalles y accesorios que permiten identificar los modelos como auténticas y extraordinarias piezas de colección. Entre las miniaturas están el F-4 Phantom, el Mirage III, el Mig-29, el Harrier, F-14 Tomcat, el Super Étendard, el Tornado, el Star_ghter o el Typhoon entre otros.

No dejes pasar la oportunidad y subscríbete ahora. La primera entrega solo te costará 2,99 €.(suscripción)


Share

Switch to our desktop site