• Pingback: Edmundo Pérez

  • Pingback: Blogs Culturales

  • Pingback: Blogs con EÑE

  • Pingback: GeeksRoom

  • Pingback: José de la Peña

  • http://fernandosolera.es Fernando Solera

    Hizo de la necesidad virtud, agudizando el ingenio. Qué cierto es que los peores momentos son los que pueden sacar lo mejor del ser humano.

    Un abrazo ;)

    • odiosa0102

      creen que alguien va hacer tan estúpido de creerse esto osea que esupido

  • http://www.oscarvelazquez.es Oscar

    nunca lo hubiera dicho… eres toda una caja de sabiduría

  • http://historiasdelahistoria.com Javier Sanz

    @Fernando, como decía Einstein (mira que utilizo esta cita) “en momentos difíciles sólo la imaginación es más importante que el conocimiento”.

    Un abrazo

  • Pingback: Bitacoras.com

  • http://historiasdelahistoria.com Javier Sanz

    @Oscar, mejor lo dejamos en una caja de sorpresas…

  • http://dakipalla-kikas.blogspot.com/ Kikas

    Por fín mi hijo pequeño tendrá un referente real para poder acordarse de sus muertos, jejejee

  • Pingback: ¿Sabás que el cepillo de dientes se inventó en un cárcel?

  • http://laporteriadenela.blogspot.com Nela

    La verdad, es que asombra, saber como ha nacido algo tan cotidiano e imprescindible en nuestras vidas. Gracias por hcerme saber algo más.
    Besos
    Nela

  • http://historiasdelahistoria.com Javier

    @Kikas, siempre podemos encontrar un “chivo expiatorio”

  • http://historiasdelahistoria.com Javier

    @Nela, gracias a ti por pasarte.

    Un beso

  • Pingback: ¿Sabías que el cepillo de dientes se inventó en una cárcel?

  • http://arqueologiaenmijardin.blogspot.com/ M.E.

    Que bueno!!! jajajaja, me encantan estas anecdotas de la historia :) , gracias!!!

  • http://historiasdelahistoria.com Javier

    @ME, como dice un amiga “me encanta que te encante”

    Gracias

  • Pingback: wilberto

  • http://lavinetasatirica.blogspot.com/ Xurxo

    Es que estaba muy interesado en higienizarse los dientes porque no deseaba tener que usar una de las “dentaduras” que mencionas en tu otra entrada! ;)

    Un abrazo.

  • http://historiasdelahistoria.com Javier

    @Xurxo, las dentaduras de muertos “Waterloo Teeth”.

    Un abrazo

  • http://www.sagitaire17.com/ sagitaire17

    Hola Javier,
    Pues si que este ha sabido sacar partido de su estancia carcelaria…
    Un abrazo.

  • http://www.historiasdenuestrahistoria.com Félix Casanova

    Conocía la historia del “nacimiento” del cepillo de dientes, pero ni idea que fundó la compañia Addis. Como siempre, ilustrandonos, maestro.

    Un abrazo

  • http://historiasdelahistoria.com Javier Sanz

    @sagitaire17, digamos que sacó provecho de su estancia en prisión y salió rehabilitado.

    Un abrazo

  • http://historiasdelahistoria.com Javier Sanz

    @Félix, más que ilustrar, saco lustre a los muebles cuando mi mujer me pone la gamuza en la mano.

    Un abrazo Magister.

  • Pingback: CC

  • Pingback: Gladyzs

  • Pingback: Sargate Kanogan

  • Pingback: Gracia Sanchez

  • Pingback: Kris Fernandez

  • Pingback: Germán Castaños

  • Pingback: Paula Ulloa S

  • Pingback: amadeus WINDERMERE

  • http://www.gladyzs.com/ Gladyzs

    Bendito cepillo, gracias a él (y a la pasta de dientes) podemos mantener nuestros dientes de por vida.

    Besos.

  • Pingback: Ángela Contreras

  • Pingback: senovilla

  • AphoomZhah

    Según lo que leí en las fuentes mencionadas y en otras adicionales, William Addis no ‘inventó’ el cepillo de dientes, más bien se hizo uno (que ya existían desde hace mucho) mientrás estaba en la carcel.

    Sin embargo el artículo de no haber sido por el artículo, no hubiera investigado y no me hubiera enterado de la historia del cepillo de dientes, jeje…

    Lo que si leí es que Addis fue el primero en distribuir el producto en cantidades masivas.

  • Pingback: laboralcordoba

  • Pingback: Fer

  • Pingback: fidelmartin

  • Pingback: Boot Project

  • Pingback: Luis I. Díaz

  • http://historiasdelahistoria.com Javier Sanz

    @Gladyzs, un invento que ha llegado hasta nuestros días, y por la misma compañía, tal y como se inventó.

    Un beso

  • http://historiasdelahistoria.com Javier Sanz

    @AphoomZhah, según la documentación que yo he consultado se habla de un invento chino que se podía considerar como el primero, pero el modelo que ha llegado hasta nuestros días fue el de Addis.

  • Pingback: mariano

  • Mer

    Estas curiosidades de la historia están muy bien y son divertidas.
    Gracias

  • Pingback: Alexis Rebolledo C.

  • Pingback: Paula B.a.z.3,14...

  • Pingback: Joaquín Montes de Oc

  • Pingback: Robert A. Larrainzar

  • Pingback: Pepetravel

  • Pingback: leito1979ar

  • Pingback: golpedegato

  • Pingback: E-Ree

  • Pingback: AhKimPech

  • Pingback: Alejandro Lozano

  • Pingback: miguelangelgc.

  • Pingback: la pameeeeeeee

  • Pingback: Thalia Gallanti

  • http://23 cristhian

    ooooooooooooooo

  • Lakaty_xik

    fue sorprendene como el creo el sepillo
    de dientes

  • Pingback: El mejor dentífrico de la antigua Roma era de Hispania

  • disqus_soZY4Y3U7p

    ammmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmm ya

  • Yolanda Gallego López

    Lo cierto es que siento decirlo pero el invento vino de China de un emperador chino en 1498, utilizaba mango de Marfil y cerdas naturales aunque aquí en Europa preferían pelo de caballo, lo que si que puede que esa historia sea real ya que se comenzaron a comercializar en 1930 ya que antes su uso era exclusivo para los muy ricos.

Switch to our mobile site