¿Cómo se transportaban las vacunas hace dos siglos?

28 jul
28 julio 2011

Hoy en día con el uso de neveras portátiles y cajas isotérmicas es fácil mantener la cadena del frío y transportar las vacunas, pero hace dos siglos…

Al médico inglés Edward Jenner le debemos el descubrimiento de la vacuna contra la viruela y, por extensión, las vacunas. Comprobó que las personas que habían estado en contacto con las vacas y que habían sufrido la viruela bovina – en los humanos sólo produce lesiones pustulares – demostraban resistencia a la viruela. Así que, por su cuenta y riesgo, ya que para la comunidad científica aquello era una aberración, extrajo pus de una pústula de la mano de Sarah Nelmes, una ordeñadora que había contraído la viruela de las ubres de su vaca, e inoculó el virus a un joven de 8 años, James Phipps (el cual no había padecido la afección). El niño desarrolló una leve enfermedad que desapareció sin la menor complicación… en 1796 se había probado, con éxito, la primera vacuna. Todavía tuvieron que pasar varios años, y muchas críticas, para que el método de la vacunación se estableciese como medida preventiva de la viruela.

El rey español, Carlos IV, decidió organizar, y financiar, la Real Expedición Filantrópica que llevaría la vacuna de la viruela al continente americano. Pero había un problema… ¿cómo llevar la vacuna en un viaje de 2 meses? La única forma de transporte era inoculada en el propio individuo.

Estos “originales recipientes” debía ser niños, ya que los adultos podían haberse inmunizado y no desarrollar las pústulas necesarias para extraer el virus. Así que, se buscaron “voluntarios” entre los niños abandonados y recogidos en los hospicios que, recordemos, estaban al servicio del Estado (eran los conejillos de indias). Se calculó que con 20 niños sería suficiente para cruzar el charco. La expedición partía el 30 de noviembre de 1803.

Se inocula el virus al primer niño y como no es inmune a la viruela desarrolla la enfermedad, y las consiguientes pústulas, antes de que se cure se vuelve a extraer el virus y se inocula a otro niño y así, sucesivamente, hasta llegar al Nuevo Mundo…

Y gracias a los niños vacuníferos, así se les llamó, llegó la vacuna al continente americano.

Fuentes: Wikipedia, Revistas Científicas Complutenses

Share

Tags: ,
  • Pingback: Blogs Culturales

  • Pingback: Javier Sanz

  • Pingback: Hector Russo

  • Pingback: Blogs con EÑE

  • Pingback: Edmundo Pérez

  • Pingback: 40z0

  • Pingback: Luis I. Gómez

  • Pingback: 40z0

  • Pingback: Pablín Castañón

  • Pingback: Marina A. Maldonado

  • Pingback: Luis Mendoza

  • Pingback: Divoblogger.com

  • Pingback: Óscar Velázquez

  • Pingback: DeHistoria y Hoy

  • Pingback: Club Bloggers

  • Pingback: Unai

  • Pingback: Carlos Soler

  • Pingback: jose navas pareja

  • Pingback: PREMIR Educación

  • Pingback: Luis Ruiz

  • Pingback: Goefry

  • Pingback: Chema Barragán

  • Pingback: Bitacoras.com

  • Pingback: CreatiBea

  • Pingback: Eduardo Chicano

  • Pingback: ¿Cómo se transportaban las vacunas hace dos siglos?

  • Pingback: Adrián Fernández

  • Pingback: ¿Cómo se transportaban las vacunas hace dos siglos?

  • Pingback: HdH

  • Pingback: Francisco Navarro

  • Pingback: mmadrigal

  • Pingback: Daniel Cabrera

  • Pingback: Lolita RP

  • Pingback: Pablo Vera

  • http://elcapitulo.wordpress.com Daniel

    Es curioso pero me estoy leyendo un libro que le atribuye a Mary Wortley Montagu lo de las vacunas…

  • Pingback: Kewban

  • Pingback: jluismo

  • http://laporteriadenela.blogspot.com Nela

    Me he quedado estupefcta.
    Besos
    Nela

  • http://historiasdelahistoria.com Javier Sanz

    @Daniel, ya sabes, como en el post anterior, que hay “descubrimientos” que tienen varios padres pero en el tema de la vacuna siempre he creído que fue Edward Jenner.

  • http://historiasdelahistoria.com Javier Sanz

    @Nela, como dice un amigo mío: “asombrado me he”.

    Besos

  • Pingback: Kim Nguyen Baraldi

  • Juan Romay

    Hay un libro maravilloso que leí hace poco sobre esa expedición filantrópica española. Se titula ” Los héroes olvidados” El autor se llama Antonio Villanueva Edo.
    Muy buen libro.

  • Pingback: Luis García

  • Pingback: Luis García

  • http://historiasdelahistoria.com Javier Sanz

    @Juan, anoto tu recomendación. Gracias

  • http://www.oscarvelazquez.es Oscar

    Un buena solución, pero lo que mas me llama la atención es lo de que están al servicio del estado

  • Pingback: Xurxo Vázquez

  • http://historiasdelahistoria.com Javier Sanz

    @Oscar, al ser abandonados y recogidos por los hospicios pasaban al servicio de la Corona.

  • Pingback: ¿Cómo se transportaban las vacunas hace dos siglos?

  • Fael

    Sería interesante saber que hicieron con esos niños a su llegada al nuevo mundo.

  • http://fernandosolera.es Fernando Solera

    Pero qué salvajada.

    En el 2011 son cada vez más las voces que claman contra la mayoría de las vacunas, por ser más perjudiciales que beneficiosas, especialmente por el mercurio. Las vacunas son, por encima de todo, un colosal negocio para la industria farmacéutica, la segunda que más dinero mueve en el mundo.

    Un abrazo ;)

    • Mona Monera

      En 2013 son cada vez más los idiotas que creen cualquier estupidez que leen en internet.
      En parte, gracias a que las vacunas impidieron que murieran en la infancia…

  • Pingback: Chass Lombardía

  • gus

    No fué Lady Mary la descubridora, ella solo relata lo que observó en Estambul como esposa del embajador británico: que los turcos hacía tiempo que inoculaban a sus niños.

  • Pingback: senovilla

  • http://historiasdelahistoria.com Javier Sanz

    @Fael, lo único que te puedo decir es que la viruela no fue un problema para ellos :)

  • Pingback: Teresa Amor

  • Pingback: Zigor Lapera

  • http://enmalaga.eu/ Antonio

    Al cabo del tiempo, se han vengado con las telenovelas y el reggeton (o como se escriba)

  • http://historiasdelahistoria.com Javier Sanz

    @Fernando, el hecho de cuestionar este método preventivo puede volver a sacar a flote enfermedades erradicadas.

    Un abrazo

  • http://historiasdelahistoria.com Javier Sanz

    @Antonio, ya nos trajimos la sífilis con los conquistadores…

  • Pingback: Borja De Diego

  • Homo galaicus

    Es de justicia señalar que los niños inoculados eran gallegos de hospicios de A Coruña. Los gallegos tenemos derecho a ser reconocidos por acciones beneficiosas para la humanidad. Como otros pueblos.

  • Pingback: sebastiaan steur

  • Itrio

    @Fernando_solera, espero que sólo seas un troll estúpido. Ningún científico serio pone en duda las vacunas. Una cosa es vigilar a la industria farmacéutica, como a cualquier otra industria y otra poner en duda unos procedimiento sanitarios altamente eficaces, seguros y probados.

    Esa ‘moda’ de despreciar la medicina ‘científica’ y negarse a vacunar a niños o abrazar la homeopatía, infusiones o chorradas similares, lo único que demuestra es tener una ignorancia total e incluso peligrosa.

    • RazónHable

      deberías informarte sobre cosas como la vacuna del papiloma humano, o la verdad sobre la N1 H1…Eso en la mass media no lo comentan.

  • http://www.piscinafacil.es/ piscinas desmontables

    la verdad que no lo sabía pero me resultó interesante. me encanta este blog!!

  • Pingback: Gimnasio Iron Salfer

  • Pingback: Luis Gonzalez

  • http://dakipalla-kikas.blogspot.com/ Kikas

    ¿Y los de las Asociaciones de defensa de los animales no decían nada?

  • http://lavinetasatirica.blogspot.com/ Xurxo

    Leyendo esto se comprende la verdadera dimensión de la palabra “huérfano”. :/

    Un saludín.

  • Pingback: Gladyzs

  • Pingback: xocoarolas

  • Pingback: Juan Ese

  • Pingback: Blog de Tucuman

  • Pingback: Monica Aza

  • Pingback: Fede Diaz

  • Pingback: Alexis Torres

  • Pingback: fabriciano

  • http://gladyzs.clipp.es/ Gladyzs

    Genial, nunca hubiera imaginado una manera más ingeniosa de transportar una vacuna en aquella época. Hoy he aprendido algo nuevo, excelente post.

    Besos.

  • Pingback: Rebeca_Ll

  • Pingback: redondo y cuadrado

  • Pingback: jknito

  • http://historiasdelahistoria.com Javier

    @Homo galaicus, así fue. El reconocimiento a los niños gallegos que transportaron las vacunas al continente americano.

    Gracias

  • http://historiasdelahistoria.com Javier

    @Itrio, en esta rincón se respeta la libertad de expresión y Fernando no es ningún troll… (te lo aseguro, es amigo mío).
    En base a ese principio no borraré tu comentario pero te rogaría que en próximos comentarios te limites a expresar tu opinión sin descalificar.

    Gracias

  • http://historiasdelahistoria.com Javier

    @piscinas, muchas gracias.

  • http://historiasdelahistoria.com Javier

    @Kikas, como te contestaría una de la época “y eso, ¿ qué es lo que es?”

  • http://historiasdelahistoria.com Javier

    @Xurxo, utilizados como conejillos de indias

  • http://historiasdelahistoria.com Javier

    @Gladyzs, aunque parezca cruel fue la única manera de hacerlo…

    Besos

  • Pingback: Carlos Suasnavas

  • Pingback: Iboo

  • http://fernandosolera.es Fernando Solera
  • Pingback: Maria

  • Pingback: Antonio E. Zafra

  • Pingback: Alex Espinosa

  • Pingback: Leonardo Daniel

  • Pingback: conaxis

  • Pingback: El Ave Negra

  • Pingback: Fiaris.

  • Pingback: Jesús del Río

  • Pingback: Gustavo

  • Pingback: Eduardo Escárez

  • Pingback: Federico Schenone

  • Pingback: Fede

  • Pingback: Eduardo Villar

  • ivan

    El general encargado de esa misión era el Doctor Balmis y fue él que el que realizo la expedición y el que siendo medico privado de Carlos IV consiguiera convencer a este de realizar la conocida como operación Balmis.

  • Javier

    La novela “Los hijos del cielo”, de Luis Miguel Ariza, rescata la figura del médico español Xavier Balmis quien, en 1803, comenzó un viaje filantrópico hacia países necesitados para llevar la vacuna de la viruela.

  • adslVODAFONEadsl

    Excelente noticia!! Thx x la informacion facilitada, y seguir asi ya que es una pagina estupenda y gracias a ella estamos al dia.

    pd:Salu2 desde Ofertas ADSL Vodafone.

  • Pingback: Jesus

  • Pingback: Jesus

  • Mer

    Curiosas “neveritas” esos huérfanos. Al menos consiguieron la inmunidad a la viruela a cambio de su condición de “estar a disposición del Estado”.

  • Pingback: mariano

  • Pingback: Chema Barragán

  • Pingback: Chema Barragán

  • Pingback: Gimnasio Iron Salfer

  • Pingback: Gracia Sanchez

  • Pingback: Gracia Sanchez

  • Pingback: fidelmartin

  • Pingback: Yo misma

  • Pingback: amaia alberdi

  • Pingback: golpedegato

  • Pingback: Angel Cabrera

  • Pingback: Oliver Artiles

  • Pingback: Miguel Febles

  • http://socialculturalyhumano.blogspot.com/ Darwin Bruno

    Muy interesante. Entretenido. Buenas informaciones. Agradable a la vista. Ha sido un placer visitarte, leerte y seguirte. Seguiré visitándote con el permiso tuyo. Te envío un fraternal saludo desde mi espacio, deseándote muchos éxitos .

    Gracias por seguirme en twitter.Te invito a visitar mi blog.
    http://socialculturalyhumano.blogspot.com/

  • http://miplumadecristal.blogspot.com Maria

    Me he quedado de piedra con lo que nos cuentas, Javier, el que voluntarios eran los niños abandonados que recogían de hospicios, y que fue gracias a esos niños fue la llegada de la vacuna al continente.

    Un beso.

  • Pingback: Trianarts

  • Pingback: Jaime M. Pérez

  • Pingback: biyayo.port

  • Pingback: Joaquín Chacón

  • Pingback: Juan S Baenacock

  • Pingback: Diego Buendia

  • Pingback: leito1979ar

  • Pingback: Naye Zamarripa

  • Pingback: Mauricio Cubillos

  • Pingback: Jorge Sanchez

  • tirma

    Dado que Fernando_Solera no es un troll, quizás le interese leer lo que opina el Consejo General Médico británico sobre el estudio “médico” (entrecomillado dado que dicho estudio ha demostrado ser un fraude y ha sido retirado de la revista Lancet) y su autor donde se relacionaba el mercurio contenido en las vacunas con el autismo:

    http://blogs.elcorreo.com/magonia/2010/1/29/el-medico-lider-los-antivacunas-actuo-forma-deshonesta-al/

    Afirmaciones categóricas como las que ha realizado de ese tipo sin poseer un conocimiento científico pueden ser peligrosas tanto para los niños en edad de vacunación (por si alguno de sus padres se las cree) como para las familias con un niño autista.

  • Pingback: Diego Morales

  • Pingback: Almanzor

  • Pingback: ¿Cómo se transportaban las vacunas hace dos siglos? Los inicios de vacunación antivariolica | Salud Publica | Scoop.it

  • Pingback: Ivan Ludueña

  • Pingback: GLOBQUALITY

  • Pingback: Thalia Gallanti

  • http://www.irsalia.com Ortopedia Online

    Me ha dejado de piedra. Y como se volvia a recuperar la vacuna de los niños?

    • http://historiasdelahistoria.com Javier Sanz

      Tu pregunta se responde en el post. Es lo que tiene dejar un comentario sólo para “publicitar” tu web…

  • http://www.irsalia.com Ortopedia Online

    a sí? Pues me lo he leido ya 3 veces y no veo por ningun lado como se inyectaba la vacuna a los destinatarios? Como moderador eres regularcillo, los comentarios te favorecen siempre, mientras no tengan enlaces a paginas “malignas”

  • http://www.apartamentocastronsantiagodecompostela.es/ Apartamento Castron Santiago de Compostela

    Pobrecitos!!! que crueldad!!!

  • Pingback: ¿Cómo se transportaban las vacunas hace dos siglos? | Qué Aprendemos Hoy

  • Pingback: NIÑOS HOSPICIANOS : TRANSPORTE DE VACUNAS PARA EL NUEVO MUNDO,EN EL SIGLO XVIII - Manos de Tiza

  • starkey

    Apenas leo este artículo, es curioso como cambian las formas. hoy en día sería impensable usar a niños para estos propósitos.

  • http://www.facebook.com/edwinpachon Edwin Pachon Abril

    Bueno los españoles son sucios y degenerados, venían llenos de gonorrea, sífilis, caries y religión católica, es decir nada bueno

    • Miguel Angel

      Anda que…. de donde eres? De Limpiolandia o de Sanatolandia? Por favor, este es un blog superinteresante y creo que estos comentarios sobran.
      gracias

  • Pingback: ¿Cómo se transportaban las vacuna...

  • Antonio Roman

    Muy buena descripción de como se transportaban la vacuna… pobres críos… Enhorabuena por el artículo. Un saludo…
    http://todoenfermeriasalud.blogspot.com.es/

Switch to our desktop site