La venganza de un dentista por el ataque a Pearl Harbor

07 jul
7 julio 2011

El 7 de diciembre de 1941 la Armada Imperial Japonesa, al mando del almirante Yamamoto y bajo la supervisión del Primer ministro Hideki Tojo, lanzaba un ataque sorpresa contra la Flota del Pacífico de los EEUU en Pearl Harbor (Hawai). Estados Unidos declara la guerra a Japón.

El 2 de septiembre de 1945, el ministro de Asuntos Exteriores japonés, Mamoru Shigemitsu, firmaba la rendición ante el general americano, Richard K. Sutherland, a bordo del USS Missouri. Douglas MacArthur dio órdenes para la detención de los criminales de guerra, incluyendo al Primer ministro Tojo. Ante la derrota y la humillación de ser capturado, Tojo intentó suicidarse pegándose un tiro en el pecho. Milagrosamente consiguieron salvarle la vida para ser procesado por crímenes de guerra. Una vez que estuvo recuperado fue trasladado a la cárcel de Sugamo donde pararía el resto de sus días hasta ser condenado y ejecutado en 1948.

Intento suicidio Tojo

Durante su “estancia” en la cárcel, Tojo fue atendido en varias ocasiones por sus problemas dentales hasta el punto de tener que hacerle una prótesis por haber perdido muchas piezas. En primera instancia le atendió el dentista George Foster pero para poder hacer la prótesis pidió ayuda a otro dentista recién llegado a Japón, Jack Mallory. Jack Mallory tenía en sus manos la prótesis del “Hitler japonés“… su venganza estaba servida. Junto con Foster decidieron grabar en la dentadura el mensaje “Remember Pearl Harbor“, pero para no ser tan evidente lo hicieron en código morse:

REMEMBER ._. . _ _ . _ _ _… . ._.
PEARL ._ _. . ._ ._. ._..
HARBOR …. ._ ._. _… _ _ _ ._.

Foster y Tojo

Lo que debería haber sido un secreto, porque así lo acordaron, se filtró y la cosa se puso fea. A los tres meses, y en medio de la noche, tuvieron que vovler a la cárcel y “desfacer el entuerto“.

Jack Mallory

Recomendación literaria para el verano: EL FUEGO Y LAS CENIZAS de Jorge Ordaz e ilustraciones de Enrique Oria.

El fuego y las cenizas


En el transcurso del ataque de Pearl Harbor, y el posterior desembarco de las tropas japonesas en Filipinas, Jorge Ordaz nos presenta una intriga, a modo de thriller de espionaje internacional, en la que la realidad y la
ficción conviven en feroz disputa. Intrigas y luchas de poder, dobles espías, asesinos a sueldo y empresarios sin escrúpulos participan en un juego de máscaras e identidades en el que nadie puede fiarse de nadie. Una trama que marcará a fuego la existencia de unos personajes dominados por la violencia y el afán de supervivencia. José Alfonso Ximénez de Gardoqui, Rummy Cumplido, Kate Ferguson o Gloria Calisig son, entre otros, parte fundamental de una historia despiadada y sincera, relatada con la mayor crudeza. Una historia de cuyo desenlace dependerán sus vidas.

 

Fuentes: Hideki Tojo, News Review, Zbach

Share

Tags:
  • Pingback: DeHistoria y Hoy

  • Pingback: Goefry

  • Pingback: Goefry

  • Pingback: Goefry

  • Pingback: Goefry

  • Pingback: Rebeca_Ll

  • Pingback: Kim Nguyen Baraldi

  • Pingback: Kim Nguyen Baraldi

  • Pingback: HdH

  • Pingback: SergioRG

  • Pingback: amaia alberdi

  • Pingback: Bitacoras.com

  • Pingback: Francisco Navarro

  • Pingback: Paloma del Palacio

  • Pingback: La venganza de un dentista por el ataque a Pearl Harbor

  • Pingback: La venganza de un dentista por el ataque a Pearl Harbor

  • Pingback: La venganza de un dentista por el ataque a Pearl Harbor | Noticias - d2.com.es

  • Pingback: Alberto López Martín

  • http://salvagoxo.bolsanegra.net Salvador

    De las mejores historias que he leído. Increíble y arriesgado. Genial.

    Gracias por compartirla, Javier.

  • http://historiasdelahistoria.com Javier

    @Salvador, muchas gracias :)

  • Nemigo

    boadella cuenta una historia similar en sus tiempos de orfebre grabó para el caudillo un trofeo dentro del cual puso: asesino

    hoy quizá hubiese puesto: no eres tan malo

  • Pingback: Gladyzs

  • http://dakipalla-kikas.blogspot.com/ Kikas

    Soy Tojo y pienso que un dentista se puede vengar de mí y el ataque a Pearl Harbour todavía está esperando
    Pero las venganzas de los dentistas son de otro tenor, no me fastidies, Javier…
    Esto es una bromilla

  • http:cristalescrito.blogspot.com Jose

    Lo mejor es que tuvieron que volver a ponerle, arreglar, la dentadura.

    Abrazo

  • Pingback: Clipp Blog

  • Pingback: Carlos Suasnavas

  • Pingback: Gustavo

  • Pingback: mariano

  • Pingback: memo teran

  • Pingback: Johana Cevallos Vera

  • Pingback: Ivonnette

  • http://www.diseniorweb.com.ar Daniel Ulczyk

    Felicitaciones por el blog!
    Sólo comentar que el enlace http://historiasdelahistoria.com/PoliticaPrivacidad devuelve un 404 (por cierto, no es necesario que publiquen esto).
    Saludos!

  • maria

    genial la historia y genial enterarme que mi profesor de petrofísica además de un gran docente es un gran novelista

  • http://historiasdelahistoria.com Javier

    @Nemigo, supongo que no llegó a hacerlo para no jugarse “el bigote”

  • http://historiasdelahistoria.com Javier

    @Kikas, Tojo no estaba por la labor, para lo que le quedaba de vida… Ahora las venganzas de los dentistas son de tipo económico y psicológico (sonido del ñiiiiiii)

  • http://historiasdelahistoria.com Javier

    @José, cuando su “broma” se filtró a la prensa tuvieron que tapar la inscripción.

    Un abrazo

  • http://historiasdelahistoria.com Javier

    @Daniel, gracias… por partida doble.

  • http://historiasdelahistoria.com Javier

    @María, misterios de la vida que se presentan de forma interrogante.

  • http://abaloriospvv.blogspot.com/ Pilar

    Me apunto el libro, es el regalo perfecto para alguien a quien quiero.

    Un saludo

  • http://historiasdelahistoria.com Javier Sanz

    @Pilar, es una buena elección.

    Un saludo

  • Pingback: La venganza de un dentista por el ataque a Pearl Harbor | Grace To You

  • Pingback: Trianarts

  • http://www.oscarvelazquez.es Oscar

    Vamos de ahí, pasaron a empezar a escribir mensajes en los misiles… a no, que Little Boy ya llevaba mensaje personalizado, no?

    Curiosa historia

  • Pingback: Oloman

  • Pingback: pizcos.net

  • Pingback: El Ave Negra

  • Pingback: SIngenio

  • http://historiasdelahistoria.com Javier Sanz

    @Oscar, Little Boy y Fatman son, por si mismas, dos mensajes de barbarie

  • Pingback: La venganza de un dentista por el ataque a Pearl Harbor | La Isla Buscada

  • Pingback: La venganza de un dentista por el ataque a Pearl Harbor | Noticias HMX

  • http://lavinetasatirica.blogspot.com/ Xurxo

    Una historia que sucede durante lo de Pearl Harbor es una novela de aventuras, una de dentistas es una novela de terror :)

    Un saludín.

  • Pingback: Javier Sanz

  • Pingback: senovilla

  • Pingback: Trianarts

  • Pingback: Nikkita

  • http://historiasdelahistoria.com Javier

    @Xurxo, hay muchas y muy buenas aventuras terroríficas…

    Un abrazo

  • http://enmalaga.eu/ Antonio

    Eso no es nada. Para crueldad, la de mi “dientista” que nada más sentarme en el “sillón de la tortura”, le da a un botón, me pone las piernas hacia arriba, la cabeza hacia abajo, me introduce un montón de “aparatitos ruidosos con cable” en la boca, y se pone a contarme chistes de argentíííínos.

    Y luego encima, le pago. Y para colmo, vuelvo.

    :-(

  • Javier

    @Antonio, quitando lo de los chistes, así estamos todos

  • Pingback: Angel Cabrera

  • Pingback: Luis Casas Luengo

  • Pingback: JUAN MANUEL CORDERO

  • Pingback: Norberto Ortiz

  • http://fernandosolera.es Fernando Solera

    La venganza llevada hasta las últimas consecuencias. Aunque teniendo en cuenta el desastre que supuso Pearl Harbor, es para tomárselo a broma. Por cierto, tiene buena pinta la recomendación literaria veraniega.

    Un abrazo ;)

  • Pingback: Yo misma

  • enriqxxx

    el crimen de guerra de este señor Hideki Tojo fue atacar Flota del Pacífico de los EEUU en Pearl Harbor.. es decir blanco militares.. y la persona q mando la bomba atómica al pueblo japones donde habían niños mujeres bebes abuelitas.. a esa persona no es un criminal es un héroe de guerra.. que cosa son los americano..

    • Adlerjensen

      El ser heroe o villano, depende de quien gane.

  • http://historiasdelahistoria.com Javier

    @Fernando, a los americanos les vino muy bien el ataque a Pearl Harbor, estaban buscando una excusa para declarar la guerra. Igual que “utilizaron” el Maine en Cuba.

    Un abrazo

  • http://historiasdelahistoria.com Javier

    @enriqxxx, en el post no juzgo, sólo digo que fue condenado y ejecutado por crímenes de guerra. Otra cosa, es quien se mereciese ser juzgado por tales crímenes.

  • Pingback: golpedegato

  • Pingback: Sergio Martinez 

  • http://deliriosolera.blogspot.com Javier

    Lo que me parece estúpido es que le salvasen la vida para luego fusilarlo. ¿Por qué no le dejaron morir directamente, entonces? En fin, hay gente idiota.

    ¡Saludos!

  • Pingback: Ed_Pez de Plata

  • http://historiasdelahistoria.com Javier Sanz

    @Javier, cosas de la guerra…

    Salu2

  • Pingback: JotaEme

  • Pingback: Ángela Contreras

  • Pingback: Kokochon

  • Pingback: El día que unos japoneses en bicicleta humillaron al ejército británico | Historias de la Historia

  • Pingback: josé honc

  • Pingback: samuel a villegas

  • Pingback: George Chair

  • Pingback: Almanzor

  • Pingback: Luis Uzcátegui

  • Pingback: Marcos Ley

  • http://www.fundaiphone4.es Fundas iphone 4

    Aver si tengo tiempo y me lo leo, que promete mucho

  • Pingback: La venganza de un dentista por el ataque a Pearl Harbor | Qué Aprendemos Hoy

  • amarok

    Tremendamente interesante, como siempre. Todo lo que vleo por aquí me mola.

    Feliz Navidad.

    • http://historiasdelahistoria.com/ Javier Sanz

      Muchas gracias.
      Felices Fiestas.

  • Pingback: El día que unos japoneses en bicicleta humillaron al ejército británico

Switch to our desktop site