• Pingback: Blogs con EÑE

  • Pingback: Hector Russo

  • Pingback: Mr_Rockmantico

  • Pingback: Blogs Culturales

  • Pingback: 40z0

  • Pingback: Club Bloggers

  • Pingback: 40z0

  • Pingback: 14blogs

  • Pingback: DeHistoria y Hoy

  • Pingback: divoblogger

  • Pingback: Madver

  • Pingback: Bitacoras.com

  • Pingback: Pablín Castañón

  • Pingback: Francisco Navarro

  • http://latinajadediogenes cayetano

    Me parece a mí que en vez de perderse en bosques de bansáis este señor se perdía en las tabernas. De ahí esos tremendos ataques de gota. La culpa no era de los estigmas sino del tintorro.
    Un saludo.

  • http://ponferrada32 María

    Pues vaya historia más alucinante nos has contado JAVIER,

    sí que es cierto que lo de este santo dalia, parece más bien la vida de un personaje de ficción que de alguien real, a excepción de la perfecta descripción de los síntomas de gota que padecía por cierto, que no casan nada con alguien tan místico, ascético y elevado, dado que se produce por la excesiva ingesta de carnes grasas saturadas, de caza, mariscos y demás viandas habituales en los gorditos Papa, reyes y grande Srs…que les hacía subir por los cielos su ácido úrico :-)

    En fin, que un placer saber gracias a ti, de este santo tan pintoresco.

    Un besito JAVIER y feliz día… con o sin santos… como prefieras

  • cataliz

    Interesante =D no podia imaginar que el nombre se debe al Santo, aunque en mi barrio lo llaman “sayonaras”

  • Pingback: ana pascual

  • http://historiasdelahistoria.com Javier

    @Maria, solo comentarte que “la otra historia” la escribe mi compadre Pablo. Hay que creerle la mitad de la mitad.

  • Pablí­n Castañón

    Y lo que te quede tras quitar la mitad de la mitad… tampoco te lo creas! ;)

  • Pingback: Maria

  • Pingback: senovilla

  • Pingback: Nikkita

  • http://senovilla-pensamientos.blogspot.com/ senovilla

    San Dalia las tuvo que pasar canutas, el origen histórico de estas cosas es apasionante.

    Personalmente me gustaría saber quién fue el primer hombre en comer percebes, pienso que tendría que tener un hambre mortal para hacerlo.

    Un abrazo maestro.

  • http://pescadoblindado luka di giovanni

    genial! decime que pasa lo mismo con el sambayon y me muero ;)

    un abrazo!

  • http://www.oscarvelazquez.es Oscar

    Pablin siempre tan original…. Tremendo

  • teresa

    Este relato me ha dejado un poco alucinada,pero sobre todo ,eso de que la caida del pelo sea un estigma ,ya….,el remate.BSSSSSSSSSSSS

  • ana

    DIVERTIDA FORMA DE ALCANZAR LA SANTIDAD.

  • Pingback: Gladyzs

  • Pingback: P.D.O

  • Pingback: Clipp Blog

  • http://www.p-d-o.com.ar Adrián J. Messina

    Si, a mi me conmueven el inicio de muchas de estas historias y tradiciones, siempre tienen ese toque que sería muy gracioso si llevamos estas historias a la pantalla grande.
    Otra fenomenal historia.

  • http://gladyzs.clipp.es/ Gladyzs

    Una historia por demás curiosa y extraña, pero eso si, muy interesante y divertida :D

    Abrazos!

  • Pingback: Javier Sanz

  • Pingback: Ayas

Switch to our mobile site