Archive for month: junio, 2010

El científico más ingenuo de la Historia

30 jun
30 junio 2010

Gottfried Wilhelm von Leibniz fue un filósofo, matemático, jurista, historiador, bibliotecario y político alemán, al que se considera el padre del cálculo infinitesimal… ¿o fue Newton?

Ambos se basaron en antiguos estudios matemáticos y ambos se atribuyen la “invención” del cálculo infinitesimal. Leibniz publicó su obra “Acta Eroditorum” en 1684 y Newton publicó “Principia” en 1687, pero ambos aseguraban que sus estudios, no la publicación, eran anteriores a los de su “rival”. Al principio, su relación epistolar era cordial e intercambiaban impresiones, pero con el tiempo la relación se fue tensando hasta que Newton lo denunció por plagio.

Los seguidores de ambos científicos echaban más leña al fuego y la disputa intelectual adquirió tintes barriobajeros. Harto de soportar descalificaciones y de perder prestigio, Leibniz decidió someter la disputa al arbitraje de la Royal Society de Londres.

¡Ingenuo! El presidente de la Royal Society de Londres era el propio Newton.

Share

Un papel en el bolsillo de Antonio Machado

28 jun
28 junio 2010

El 22 de enero de 1939, ante la inminente caída de Barcelona, Antonio Machado y su familia partían rumbo al exilio francés. Tras una semana de viaje con abundantes sobresaltos, propios del invierno y de los gendarmes, llegan a Colliure.

Poco pudo “disfrutar” del exilio el genial poeta. La enfermedad, la fatiga, la nostalgia por abandonar la tierra que le inspiró su obra cumbre “Campos de Castilla” y la pena de que su hermano, Manuel, estuviese junto a los que le “obligaban” a salir huyendo, pudieron con don Antonio, quien fallecía el 22 de febrero.

Su otro hermano, José , encontró en el bolsillo de Antonio un trozo de papel arrugado con tres notas escritas a lápiz. La primera, “ser o no ser“; la segunda, “estos días azules y este sol de la infancia” y la tercera, una de las Otras Canciones a Guiomar, con una pequeña variación:

Y te daré mi canción:
“Se canta lo que se pierde”,
con un papagayo verde
que la diga en tu balcón

Y te enviaré mi canción:
“Se canta lo que se pierde”,
con un papagayo verde
que la diga en tu balcón

El exilio era el triste final del “julio del 36″ y la consecuencia del odio y el fanatismo entre hermanos.

Fuente: Los mitos de la Historia de España – Fernando García Cortazar.

Share

¿Por qué los musulmanes pueden tener varias esposas?

28 jun
28 junio 2010

La contestación a esta pregunta no es fruto de un profundo estudio del Corán, sólo es el relato de un hecho histórico.

Durante el reinado de Luis XIV, el rey Sol, Francia incrementó su poder y su influencia por toda Europa. Bajo su mandato, Francia no sólo consiguió el poder político y militar, sino también el dominio cultural. En su palacio de Versalles se recibían embajadas de lugares tan remotos como Siam o Persia, en una de estas embajadas con el sultán, de lo que hoy sería Marruecos, se encontraba entre los cortesanos de palacio la princesa de Conti, María Teresa de Borbón. El sultán, tratando de ganarse el favor de la corte, se mostró solícito a la hora de contestar a las preguntas sobre su cultura, religión… Llegado el turno de la princesa de Conti, ésta le preguntó:

Cómo se explica que un musulmán pueda tener varias esposas.

El embajador demostrando ser un caballero, de los que ya quedamos pocos, contestó:

Señora, en nuestro país necesitamos reunir varias mujeres para conseguir todas las cualidades que aquí se encuentran en una sola.

Fuente: Las anécdotas de la política – Luis Carandell

Share

Los 37 minutos que salvaron al mundo

27 jun
27 junio 2010

“Cuenta hasta 100 antes de decir o hacer algo”

Es un consejo que todos, alguna vez, hemos recibido y, además, es muy sensato. Por el resultado final, parece que los rusos son fieles seguidores de esta reflexión. Los 37 minutos que salvaron el mundo se dividen en dos secuencias:

  • 20 minutos: Casi una cuarta parte de un partido de fútbol, dos cuartos de uno de baloncesto, 1/3 de una hora… parece poco pero es el tiempo que tarda un misil balístico intercontinental estadounidense lanzado desde la base de Malmstrom (Montana, EEUU) en alcanzar suelo ruso. A las 00.14 del día 26 de setiembre de 1983, los satélites soviéticos detectaron el lanzamiento de 5, supuestos, misiles balísticos americanos.  Stanislav Petrov, teniente coronel del ejército soviético, era el responsable de activar el protocolo de seguridad (“simplemente” lanzar sus misiles, Guerra Nuclear) y pensó, gracias a Dios, que no podía ser…

    La gente no empieza una guerra nuclear con sólo cinco misiles

    El llamado incidente del equinoccio de otoño fue provocado por una conjunción de fenómenos astronómicos entre la Tierra, el Sol, los satélites y el equinoccio de otoño, cuyo resultado fue una serie de señales térmicas que en los radares parecían misiles. Su “paciencia” y “buen hacer” salvaron el mundo de la ¿última guerra?. El gobierno soviético lo amonestó y degradó. Para saber qué fue de Stanislav Petrov podéis leerlo en cabovolo.

  • 17 minutos: Este es el tiempo duró el mensaje televisado de J.F. Kennedy, el 22 de octubre de 1962, en el que anunciaba el bloqueo naval de Cuba para impedir que los soviéticos siguiesen instalando misiles nucleares en la isla. La respuesta de Nikita Kruschev, el 24 de octubre, no dejaba lugar a dudas:

    …la URSS ve el bloqueo como una agresión y no desviará los barcos

    El mundo temblaba pero llegado el momento los rusos, lo pensaron mejor, y cedieron. Desde aquel momento se creó el teléfono rojo entre EEUU y la URSS.

Espero que esta reflexión siga siendo una máxima para las autoridades en cualquier ámbito de actuación.

Share

Sebastián Roa, Premio de Novela Histórica “Comarca del Cinca Medio”

26 jun
26 junio 2010

Me llena de orgullo y de satisfacción, como diría el rey, anunciar que:

Sebastián Roa ha sido galardonado con el II Premio de Novela Histórica “Comarca del Cinca Medio” con su obra “Venganza de sangre“.


Los organizadores eligieron el tema del ocaso templario porque en 2009 se cumplió el 700 aniversario de la toma del castillo de Monzón por las tropas de Jaime II. La fortaleza de la capital mediocinqueña fue la última posesión de los monjes guerreros en Aragón.

Hay cinco razones por las que estoy muy contento y que me unen a Sebas:

  1. Que somos de Teruel
  2. La pasión por la Historia
  3. Que colabora, como Jurado, con este blog.
  4. Su forma de escribir: cercana, fácil, ágil y documentada.
  5. Somos amigos.

Hasta que se publique esta novela os recomiendo, para comprobar cómo escribe, “El Caballero del Alba.

Enhorabuena Sebas.

Share

Algebristas, matemáticos y repara huesos

25 jun
25 junio 2010

Si buscamos algebrista en la RAE encontraremos estas dos acepciones:

1. com. Persona que estudia, profesa o sabe el álgebra.
2. com. desus. Cirujano dedicado especialmente a la curación de dislocaciones de huesos.

¿Cómo puede tener una misma palabra significados tan dispares?

La solución la vamos a encontrar en el origen del término “álgebra“. Aunque se considera al matemático griego, Diofanto de Alejandría,  el padre del álgebra, el origen del término proviene de la obra “Hisab al-jabr wal-muqabala” ( “ciencia de la reducción y confrontación” o “ciencia de las ecuaciones”) del matemático árabe Muhammad ibn Musa al-Khwarizmi (780-850).

Del término árabe “al-jabr“, traducido al latín, se pasó al término “álgebra“.

Y del significado de “al-jabr“, restauración o reducción, tenemos que los algebristas eran los reparadores. Aunque en desuso, tenemos ejemplos de su uso en grandes autores de nuestras letras como Cervantes o Quevedo.

Cervantes habla de algebristas en el Quijote, en el capítulo XV del tomo II:

Donde fue ventura hallar un algebrista con quien se curó

Así como Quevedo:

Érase que se era (y es cuento gracioso) una viejecita de tiempo de moros, pasa en lo arrugado del anciano rostro, uva en lo borracho, higo en lo redondo. Cucharón por barba, por sombrero, un hongo, por toca, un pañal, por báculo, un tronco. Coja de una pierna, bizca del un ojo, un rosario al cuello de bolas de bolos. Gran mujer del Malo y de los dimoños; para niños, bruja; para niñas, coco. Gruñidora en tiple, rezadora en tono, como una culebra con sus silbos roncos. Médica de emplastos y de lavatorios, y en hacer conciertos algebrista proprio

Esta es la historia de como un mismo término, algebrista, puede tener significados tan diferentes.

Fuente: El club de la Hipotenusa – Claudi Alsina

Share

El Vaticano se basa en dos mentiras

23 jun
23 junio 2010

Este post no es una crítica a la Iglesia ni al Papa, Dios me libre, sólo la constatación de un hecho histórico.

En el año 330 el emperador Constantino I el Grande traslada la capital del Imperio Romano a Bizancio – renombrada como Constantinopla -, que tras la escisión se convertirá en la capital del Imperio Romano de Oriente.
Roma, la eterna capital del Imperio, queda huérfana del poder terrenal pero no del espiritual que asumió el obispo de Roma, Silvestre. Esta autoproclamación y reconocimiento de Roma como la sede del papado había que fundamentarla en argumentos “sólidos” para que nadie pudiera cuestionarla. Así que, manos a la obra.
En el Evangelio según San Mateo (cap. 16):

Y viniendo Jesús á las partes de Cesarea de Filipo, preguntó á sus discípulos, diciendo: ¿Quién dicen los hombres que es el Hijo del hombre?
Y ellos dijeron: Unos, Juan el Bautista; y otros, Elías; y otros; Jeremías, ó alguno de los profetas.
El les dice: Y vosotros, ¿quién decís que soy?
Y respondiendo Simón Pedro, dijo: Tú eres el Cristo, el Hijo del Dios viviente.
Entonces, respondiendo Jesús, le dijo: Bienaventurado eres, Simón, hijo de Jonás; porque no te lo reveló carne ni sangre, mas mi Padre que está en los cielos.
Mas yo también te digo, que tú eres Pedro, y sobre esta piedra edificaré mi iglesia; y las puertas del infierno no prevalecerán contra ella.

De esta forma se designaría a Pedro como el primer Papa y, hábilmente, Silvestre sitúa a Pedro en algún momento en Roma para demostrar que la “capital” del cristianismo debía ser Roma. De la estancia de Pedro en Roma no hay ninguna prueba… pero tampoco de que no estuvo (¿flojo argumento o mentira?).

Sabiendo que esta argumentación era un poco peregrina, buscaron una argumentación que no dejase lugar a dudas y se sacan de la manga un documento:

Donación de Constantino: según este documento se reconocía al Papa Silvestre I como soberano, se le donaba la ciudad de Roma, así como las provincias de Italia y todo el resto del Imperio romano de Occidente

En el año 1440 el humanista Lorenzo Valla descubrió que el documento era totalmente falso. Para entonces, el poder del Papa estaba tan asentado que nadie se atrevió a cuestionarlo.

Share

El cerdo que salvó a los marineros

22 jun
22 junio 2010

A lo largo de la historia muchos han sido los héroes que pasaron sin pena ni gloria y, peor aún, sin ningún reconocimiento. Unos por anónimos y otros, como en este caso, por ser un simple cerdo. Le podría rendir un homenaje porque es un animal que “lo da todo por nosostros”, pero este cerdo en particular salvó la vida de muchos marineros.

Nos situamos en el año 1805, el 21 de octubre, en la bahí­a de Cádiz frente al cabo Trafalgar. Tiene lugar la batalla de Trafalgar, que enfrenta a la armada inglesa, dirigida por el almirante Nelson, con la franco-española, capitaneada por Villeneuve. La mejor preparación de la flota inglesa, el ingenio de Nelson, la torpeza de Villeneuve y la nula cohesión de la flota franco-española dan la victoria a los ingleses.

El Neptuno, capitaneado por don Cayetano Valdés, era uno de los barcos españoles que participó en la batalla naval y que tras recibir varias andanadas de la artillería inglesa quedó a la deriva. Sin rumbo, tras perder el mástil, el barco encalló. Desde tierra se intenta rescatar a los supervivientes pero el fuerte oleaje no permite llegar a los botes.

No sabemos cómo ni por qué pero en el Neptuno había un cerdo… y un marinero con mucho ingenio. A éste se le ocurrió atarle una maroma a la pata del cerdo y arrojarlo al mar para que llegase – porque los cerdos saben nadar – hasta la orilla. El cochino, sabiendo lo que hacía, pudo llegar y usaron la maroma para atar los botes y llegar hasta el barco. Todos fueron rescatados.

monumento al cerdo

Nada más se sabe de este cerdo salvavidas, pero no conozco ninguna plaza, calle o monumento en la provincia de Cádiz dedicada a ningún cerdo. Sólo espero que esta heroicidad le sirviese para tener un final más feliz que el resto de sus congéneres.

Imagen: Xurxo Vázquez. Post reeditado.

Share

Linaje de envenenadoras.

22 jun
22 junio 2010

El arsénico ha sido uno de los venenos más utilizados por su eficacia y por ser inodoro e insípido. Dentro de las múltiples derivados del arsénico, alcanzó fama el “agua tofana” inventado por la bruja siciliana, Teofania de Adamo.

El método de preparación de esta pócima es muy cruel (las personas especialmente sensibles puedan evitar esta explicación):

Se cogía un verraco y se le suministraba arsénico. Se colgaba, todavía vivo, de las patas traseras y se le ponía una especie de bozal. Con un palo se mataba al pobre cerdo a golpes. En el recipiente/bozal se recogía la mezcla de sangre, babas, jugos gástricos… que el animal soltaba por la boca. Esta mezcla se destilaba y, posteriormente, se guarda en agua.

Y ya tenemos el veneno preparado para su uso. Al principio, Teofania lo suministraba directamente pero debido al “éxito” tuvo que poner en marcha una red, clandestina, de suministro.

La fortuna que amasó tuvo su peaje… la envidia. Fue denunciada por brujería y, lógicamente, ejecutada el 12 de julio de 1633 en Palermo. Muchos creyeron que “muerto el perro se acabó la rabia”, pero desconocían que Teofania le había transmitido todo su “saber” a su hija Giulia.

Giulia mejoró el método de obtención de la pócima y le cambió el nombre, “maná de San Nicolás” o “agua de Nápoles”. Como le ocurrió a la madre, los rumores de brujería comenzaron a extenderse y huyó a Roma con su hija Girolama Spana. Desconocidas sus correrías en la nueva ciudad, siguió con sus envenenamientos.

A escondidas de la madre, en 1659 se descubrió que Girolama dirigía una organización de mujeres dedicada a envenenar a amantes molestos, maridos inservibles, herederos con prisa de heredar…  Igual que la abuela, fue condenada y ahorcada junto a cuatro de sus cómplices tras confesar el envenenamiento de 600 personas.

De tal palo tal astilla.

Fuente: Historias curiosas de la Medicina – Luciano Sterpellone
Imagen: SoloTarot

Share

Tonto, calzonazos y cornudo, ¿alguien da más?

20 jun
20 junio 2010

Seguro que puede haber combinaciones peores pero “tonto, calzonazos y cornudo” creo que es una combinación suficientemente penosa como legado para la Historia.

Carlos IV de Borbón fue Rey de España desde el 14 de diciembre de 1788 hasta el 19 de marzo de 1808. No se caracterizó por ser un brillante monarca, yo diría que con pocas luces.


Siendo príncipe heredero y en una de las múltiples charlas con su padre, Carlos III, para instruirle en las complicadas artes del gobierno, le soltó a su padre:

Los reyes somos los únicos que podemos estar tranquilos de que nuestras esposas no nos engañan. ¿Dónde van a encontrar algo mejor que un príncipe?

Su padre le contestó:

¡Pero qué tonto eres hijo mío!

Años más tarde, y ya coronado como rey de España, cumplió el resto de los calificativos: su dejadez por las cuestiones políticas, el aislamiento para no contagiarse de las ideas surgidas tras la Revolución francesa y su falta de coraje para emprender reformas pusieron el gobierno en manos de su esposa María Luisa de Parma y de su valido, Manuel Godoy, de quien se decía que era amante de la Reina.

Fuente: El parche de la princesa de Éboli – Mª Pilar Queralt del Hierro

Share

Junio

18 jun
18 junio 2010

Este mes tan relevante, puerta del verano, debe su nombre a la diosa Juno, esposa de Júpiter y reina de los cielos. El sincretismo grecorromano cambió a la primitiva Juno de funciones dentro del panteón divino. Dentro de sus atribuciones, la diosa también era la garante de la naturaleza y el matrimonio. Otras teorías apuntan a que era el mes de los jóvenes, junior.

El mes se representaba en el calendario como una joven desnuda que señala con su índice un reloj de sol mientras porta en la otra mano una antorcha. Este simbolismo escenifica que a partir de este mes el sol comienza a bajar. La antorcha posee la gama de colores que salpican los campos en verano.

Hay otra teoría que apunta a que Junio debe su nombre al primer miembro relevante de esta gens en la Historia de Roma, Lucio Junio Bruto. Este personaje fue el primer cónsul de Roma después de la expulsión de su tío, Tarquinio el Soberbio, último rey de origen etrusco. Una vez en su nuevo cargo, ratificado por el recién creado Senado de la nueva república, realizó un sacrificio público en pos de la libertad a la diosa Carna, hacedora de la vida humana.

En las kalendas de Junio tenían lugar los rituales en honor a la mencionada Carna, hermana de Diana y deidad polivalente que protegía los genitales masculinos, las digestiones y los quicios de las puertas. Era la diosa de los goznes, pues su poder abría lo cerrado y cerraba lo abierto. También ahuyentaba a los parásitos y los vampiros. Este día se comía habas con tocino, ritual que, según las creencias de entonces, mantenían la virilidad por un año. Curiosamente, había una prohibición manifiesta de casarse durante la primera quincena del mes…

El día 4 se conmemoraba la destrucción de Troya y la huída de Eneas, legendario antepasado de los fundadores de Roma.

El día 5 se invocaba a Divis Fidis, diosa de los juramentos. Éstos debían realizarse a cielo abierto, por eso el templo de la diosa tenía el techo abierto.

Este ritual estaba ligado también a Semo Sancus, el dios del juramento de origen sabino que con los años se asimiló al culto hercúleo.

El día 8 estaba consagrado a Mens y Venus. Los de Roma se erigieron para conjurar el desastre de Trasimeno frente a los cartagineses. Mens, diosa de la razón, era la encargada de dotar de buen juicio a los recién nacidos.
El día 9 tenían lugar las Segundas Vestales: El Templo circular de Vesta no podía tener ninguna reserva de agua en su interior, ya que esta es enemiga del fuego. La llama sagrada de Vesta debía estar siempre encendida y era vigilada celosamente por las vestales. Si se apagaba, debía ser encendida frotando dos trozos de madera de árbol fértil. Sólo podía apagarse una vez la año, el último día de Febrarius, para que la llama fuese renovada el primer día de Martius, último y primer día del año antiguo romano republicano.
Debido a esta prohibición de almacenar agua, las Vestales tenían que ir a diario a la fuente de las Camenas a por el agua necesaria para sus las labores rutinarias. Para ello utilizaban una vasija especial, la futile, un cántaro de boca ancha y de fondo apuntado que no se sujetaba en pie una vez lleno. Las Segundas Vestales eran especialmente celebradas por los collegium de panaderos y molineros, pues tenían estos oficios contacto directo con el fuego para la realización de sus productos. En estas festividades también participaban los asnos, animales consagrados a Vesta y usados para hacer girar la muela del molino. Se les adornaba con guirnaldas y collares de panecillos, al igual que a las muelas de los molinos, inactivas este día. Las matronas romanas acudían al templo descalzas para estar en contacto con la Tierra, identificada con la diosa Hestia / Vesta.

El día 11 se celebraban las Matrales. Este rito estaba dedicado a Mater Matuta, la diosa de la aurora y protectora de los alumbramientos. Sus atribuciones también mudaron con el tiempo, siendo en época imperial protectora de los navegantes. Las mujeres casadas una sola vez acudían a su templo del Foro Boario junto a sus sobrinos portando los testuacia, unos pastelillos dedicados a la divinidad.

Los Idus de Junio tenían lugar los quincuatros menores en honor a Minerva.
El día 23 se celebraba el matrimonio entre Júpiter y Juno. Era una fecha muy especial, el solsticio de verano. También era el día de Servio Tulio, legendario rey de Roma nacido del fuego y favorito de Fortuna hasta que fue asesinado por su propia hija. Como homenaje a este personaje se pasaba la noche en vela, prendiendo hogueras para que la luz del sol no decaiga. Para conseguir buenos augurios había que saltar estas hogueras un número impar de veces, preferiblemente tres o siete. En la costa mediterránea aún seguimos manteniendo este ritual milenario. Pero ahora se le conoce como la Noche de San Juan.
Obviamente, el día 24 estaba dedicado a Jano, dios de los cambios. Se conocía a este día como “La Puerta de los Hombres” en contraposición al invernal, conocido como “La Puerta de los Dioses”, pues desde esta fecha acorta el día.

El día 30 se consagraba a las musas. Eran nueve hermanas fruto de nueve largas noches de amor. Son las garantes de las artes en el mundo; Estos son sus nombres y sus funciones:
Calíope: poesía épica; Clío: historia; Polimnia: pantomima; Euterpe: flauta; Terpsícore: poesía ligera y danza; Erato: lírica coral; Melpómene: tragedia; Talía: comedia; Urania: astronomía.

Colaboración de Gabriel Castelló autor de Valentia

Share

La picaresca española falseó un estudio antropológico alemán

16 jun
16 junio 2010

La Ahnenerbe fue una entidad pseudocientífica alemana constituida en 1935 por dirigentes e ideólogos del Partido Nazi para realizar y divulgar investigaciones con fines propagandísticos en apoyo de la ideología nazi ,y en particular de sus teorías sobre la supremacía de la raza aria.

Un grupo de científicos de la Ahnenerbe se trasladó a España para hacer un estudio en la zona de Sierra Morena en la que eran frecuentes los apellidos de origen alemán (parece ser que los creían descendientes de los godos ¿?). Realmente no tenía mucho misterio… En 1767, reinando Carlos III, unos seis mil colonos centroeuropeos se asentaron en una zona situada en la ladera sur de Sierra Morena, en las actuales provincias de Jaén, Córdoba y Sevilla. La colonización, financiada por el Estado, pretendía fomentar la agricultura y la industria en una zona despoblada y amenazada por el bandolerismo.

El estudio era muy sencillo, a todos los paisanos que presentasen un certificado de nacimiento, expedido por la parroquia, en el que constara un apellido alemán le daban cinco pesetas por dejarse tallar y medir el cráneo. La noticia comenzó a correr como la pólvora:

Unos alemanes pagaban por dejarse medir el cráneo.

Y aquí interviene la picaresca española. Por una pequeña propina el sacristán emitía varios certificados de bautismo, para una misma persona, en el que sólo se modificaba el nombre propio. De esta forma, una misma persona podía cobrar dos veces (como si fueran gemelos), tres veces (como trillizos)…

El estudio lo publicó Johan Schänble, profesor de antropología de la Universidad de Kiel, en “Estudios antropológicos en las colonias alemanas del Sur de España“.

Una de las conclusiones fue que los partos múltiples eran muy frecuentes por aquellos lares.

Fuente: Los años del miedo – Juan Eslava Galán

Share

Switch to our desktop site