Ángel Corgo Cabana es autor de la novela “Tras los muros de la patria” (Julio 2009), de la Editorial Akrón. En esta novela se narran las peripecias de un mercenario español llamado Rodrigo López de Navia en tiempos de Felipe II. Peripecias que le llevaran a Flandes, donde participara en el famoso sitio de Amberes, a las costas irlandesas, donde será testigo del naufragio de la Armada Invencible y a la ciudad de La Coruña, donde participará activamente en su defensa ante el ataque inglés de 1589.
Todo ello acompañado de su amor, la sin par Beatriz, y arropado por un grupo de rebeldes españoles escindidos de los Tercios. La novela, más allá de las algaradas bélicas, trata sobre el origen de los maravillosos soldados-poeta, que tanta gloria dieron a la letras españolas, entre los que estuvieron, sin ir más lejos, Cervantes, Garcilaso o Francisco Aldana.

1.- ¿El primer libro que te dejó huella?, ¿Qué edad tenías?

La Isla del Tesoro. Tenía nueve años, si no recuerdo mal. Pero no era un gran lector de novelas. De pequeño sólo leía lo que me mandaban en el colegio. Mi afición por la narrativa es, en realidad, muy tardía.

2.- ¿Tu primer libro que tuvimos la suerte de ver publicado?

Mi primera novela se publicó en Julio de 2009. Se titula “Tras los muros de la patria”. Editorial Akrón. Ya estoy con la segunda, y espero terminarla en verano.

3.- Escritores y libros preferidos, releídos, especiales, etc.

Pues hay muchos. En lo que se refiere a libros, aunque suene poco original El Quijote, cada vez que releo cualquier página descubro algo nuevo. También me quedaría con El Lazarillo de Tormes. Y más de nuestros días diría 1984 de Orwell, La Lluvia Amarilla de Julio Llamazares, La Mujer Calva de Cristina Cerrada y La Carretera de Cormac McCarthy. Pero hay tantos que si me preguntas mañana te digo otros seis o siete y pasado mañana te los cambio todos otra vez (menos El Quijote, ése va fijo).

En cuanto a escritores, Cervantes, Calderón de la Barca, Lope de Vega, Shakespeare, Herman Hesse, Julio Llamazares y Ángel González. Pero pasa lo mismo que con los libros, mañana me preguntas y te doy lista nueva.

No obstante, y como estamos en un blog de Novela Histórica, no querría cerrar esta respuesta sin Yo, Claudio, Quo Vadis y El Nombre de la Rosa. Tres magníficas novelas. Y aquí viene la tremenda autocrítica que debemos de hacernos en este subgénero novelesco. Es triste ver la escasa literatura que se encuentra en las novelas históricas que hoy se escriben. Desgraciadamente la mayoría de los escritores están más interesados en contar lo que saben de una época determinada que en hacer una novela. Y así tenemos auténticos ladrillos enciclopédicos en los que el escritor se dedica a levantar acta, como si fuera un notario, de una batalla, o de un época, pero no se ha parado en absoluto a construir un personaje ni a emocionar al lector (simplemente a entretenerle).

En este sentido, hace falta una autocrítica profunda. No se puede escribir una novela como se escribe el tomo III de la Larousse, por decir algo. Lo de Histórica es un apellido, primero ha de ser una novela. Y es increíble, y penoso, ver las listas de novelas históricas más vendidas llenas de escritos más parecidos a una enciclopedia que a una novela.

4.- ¿Cuánto suele durar la labor de documentación para escribir un libro?

Depende. En mi caso me fui documentando según lo iba escribiendo. En mi novela, aunque se encuadra dentro de Novela Histórica, lo más importante es el personaje y no el contexto histórico en el que se encuadra. Es, o quiere ser, ante todo, una novela; por tanto es difícil saber el tiempo que empleé en documentarme, pero diría que tres o cuatro meses. En realidad, hablo de una época que ya conocía por mi propia afición a la Historia.

Siendo coherente con mi respuesta a la pregunta anterior, lo más difícil no es documentarte sobre la época, sino construir los personajes, las tramas, elegir el estilo y el punto de vista apropiados, el lenguaje, y finalmente, emocionar al lector, hacer que se ponga en el pellejo del protagonista, hacerle sentir lo mismo que él. Eso es lo difícil. Lo de documentarse, créeme, lo hace cualquiera.

5.- Momento o momentos históricos más importantes en la Historia de España

España tiene una historia tan espectacular que no es una pregunta nada fácil de responder. Ten en cuenta que es la nación más antigua de Europa. Pero yo te diría :
-la Batalla de Covadonga, allá por el 722, momento en el que comienza la forja de una nación hecha a sí misma a sangre y fuego.

-el descubrimiento de América de 1492, hecho absolutamente espectacular y comparable a la llegada del hombre a la Luna y que además marca el nacimiento del Imperio Español.

-La Conquista de Granada y por tanto la culminación de la Reconquista. Otra vez el año 1492, el año de España.

-Y porque no todo han de ser batallas te daré dos años, 1605 y 1615, los años en los que se publican las dos partes de El Quijote. ¿O acaso no dura más el Imperio de las Letras que el de la Espada?

6.- Si la realidad histórica de España es sólo una, siendo las fuentes, en teoría, las mismas ¿cómo se puede contar nuestra Historia de formas tan dispares?

La realidad depende de tu perspectiva. No es lo mismo la Batalla de Lepanto contada por un marinero español que por uno turco. No sólo la historia de España se cuenta de muchas y muy diferentes maneras, sino la de cualquier país. No somos en eso distintos de nadie.

7.- ¿Quién es tu mentor en tu pasión por el Historia?

Nadie. Siempre me gustó. No me empujó nadie a leer Historia.

8.- ¿Cuándo se rodará una gran película histórica en nuestro país?. A los intentos de “Alatriste” y “Los Borgia” creo que les falta “ese” salto de calidad. ¿Será Ágora? ¿Cuál sería esa película?
Es una incógnita. España produce muy pocas películas buenas al año. Pedir que una de ellas sea encima histórica ya es mucho. A Alatriste le falló la adaptación del guión, pero en otros aspectos es muy brillante.

Yo echo de menos una buena serie sobre el Siglo De Oro. A ver si se animan. ¡Daría para tanto!

9.- ¿Tus aficiones “secretas”?

No tengo grandes secretos. Mi afición es escribir. Me gusta, y me realizo a través de ella. Es algo fascinante. En el caso de tener alguna realmente secreta no te la contaría, como es obvio.

10.- Un día perfecto sería …

Un día perfecto sería algo desastroso. La imperfección es una cualidad humana y por tanto nos hace humanos. La perfección, por el contrario, nos deshumaniza. Un día perfecto sería algo artificial, maquinal, intrínsecamente perverso. No hay nada más aburrido que las personas felices, no tienen absolutamente nada que contar.

Las piedras del camino están ahí para hacernos mejores, no para hundirnos.

Share