Carlos I el Grande, llamado Carlomagno (Carolus Magnus), fue rey de los francos desde 768 hasta su muerte. Expandió los distintos reinos francos hasta transformarlos en un Imperio al que incorporó gran parte de Europa Occidental y Central. Conquistó Italia y fue coronado Emperador por el Papa León III el 25 de diciembre de 800 en Roma.
Sus “poderes” se fundamentaban en la espada Durandarte (que luego regalarí­a a su sobrino Roldán):

Carlomagno sellaba sus decretos con el pomo de Durandarte diciendo:
-éstas son las órdenes que doy.
Blandiendo la espada con la que las habí­a sellado añadí­a:
-Y he aquí­ la espada con la que las haré respetar si es necesario.

Share