• http://gabrielcastello.blogspot.com Gabriel Castelló

    Esta deforestación no es cosa de los Dioses, sino de los hombres. Pero, por desgracia, ello no modifica que mi teorí­a de las calamidades se cumpla; las desgracias se ceban en los más desgraciados, por eso la cultura de la vieja Europa domina el mundo, es el rincón del planéta más estable…
    ¿Serí­amos lo que somos si Atenas y Roma hubiésen sufrido ciclones, huracanes, maremotos y terremotos del 7?

  • http://fernannn.blogspot.com/ fernando

    Por ello, valoro más que nunca vivir en un paí­s como España donde tenemos muchas ventajas en todos los apartados, inclusos los naturales. un abrazo
    .-= En el blog de fernando: UNA CITA CON SCARLETT JOHANSSON PARA AYUDAR A HAITI =-.

  • http://silvicultor.blogspot.com/ Silvicultor

    En 1923 el 60% de Haití­ estaba cubierto de arbolado. Actualmente solo el 2% lo está.

    la causas de la deforestación son fundamentalmente las prácticas agrí­colas no sostenibles y las cortas de arbolado para la producción de carbón vegetal (la más importante fuente de energí­a domestica en el paí­s). Esta intensa pérdida de masa vegetal (sin prácticamente inversión en su recuperación) acelera la erosión, que hace que el suelo fértil desnudo se pierda especialmente ante las intensas lluvias de la época de huracanes. Este fenómeno se encuentra detrás de los grandes daños por inundaciones que ha venido sufriendo en las ultimas decadas

    otra imagen aérea de la frontera entre Haití­ y Rep Dominicana
    .-= En el blog de Silvicultor: Plantaciones de Frondosas – Cuaderno de Campo =-.

  • Palafox

    Que la tierra fue injusta con los haitianos? A mi me parece que fueron los haitianos los injustos con la tierra. Si en la R. Dominicana hay bosques hoy en dí­a, es porque no se talaron, al contrario que en Haití­. Quien quiera saber más del asunto, en el libro “Colapso” de Jared Diamond hay un capí­tulo entero dedicado a las diferencias entre Haití­ y la R. Dominicana, es muy interesante, doy fe de ello. Siembra y recogerás, se dice.

  • http://cristalescrito.blogspot.com Jose Jaime

    A mi me ha impresionado la fotografí­a, dice mucho de cada territorio o paí­s.

    Abrazo
    .-= En el blog de Jose Jaime: El aprendiz =-.

  • http://historiasdelahistoria.com Javier

    La mano del hombre moldea, o destruye, su entorno natural… pero según la fotografí­a parece que incluso la tierra ha dejado de lado a Haití­.
    .-= En el blog de Javier: Cuando hasta la tierra es injusta =-.

  • http://dakipalla-kikas.blogspot.com/ Kikas

    Nada tiene que ver la tierra con esto, sino la mano del hombre y la búsqueda de beneficios a corto plazo aunque parezcan ser tan justos como la producción de carbón para calentarse y cocinar.
    Si no hay planificación la tierra nos da prórrogas, pero no eternas.
    Podemos hablar del Mar de Aral o de otros entornos
    .-= En el blog de Kikas: LOS CUARTOS DE BAí‘O DEL AEROPUERTO CHARLES DE GAULLE DE PARIS =-.

  • Pingback: uberVU - social comments

  • http://abordodelottoneurath.blogspot.com jesús

    Toda ayuda es poca. Pero la ayuda para comer es casi lo de menos (no porque no sea importante, sino porque a Europa no le costarí­a gran cosa mantener alimentada a la población de Haití­ un siglo). La ayuda importante es ayudarles a tener un gobierno honrado, unas empresas diligentes y responsables, y unas leyes que se cumplan.
    ¿Ideas para lograrlo?
    .-= En el blog de jesús: ESCéPTICOS EN EL PUB =-.

  • http://fernandosolera.com Fernando Solera

    Esta tragedia me recuerda una frase que escuché una vez a una ví­ctima de una catástrofe que arrasó su localidad. El hombre en cuestión dijo: “Hemos perdido la casa que nunca tuvimos”.

  • http://mequeda.blogspot.com/ Domingo

    Haití­ más que un paí­s es una trampa, una trampa mortal. Parece bajo el influjo de un maleficio intratable.
    .-= En el blog de Domingo: Q-estionario =-.

  • http://www.loscupones.es las compras son mi pasión

    Este es la realidad en la cual deberí­amos pensar. Los catástrofes son sobre todo causados por todos nosotros. Si pudiéramos sentir cariño todos por nuestra tierra de madre, nosotros todaví­a podemos salvarlo y prevenir tragedias aún más desastrosas.

  • Pingback: Apostolidis Jorge

Switch to our mobile site