La ruta de la seda era un red de rutas comerciales establecidas entre Asia y Europa. Aunque su nombre se debe a la mercancí­a más preciada, la seda, los mercaderes comerciaban con materiales preciosos, marfil, lino, especias, etc.

Hoy en dí­a existe otra ruta, en este caso subterránea, no tan conocida pero también muy importante… por lo menos para la Franja de Gaza y los palestinos que la ocupan. Desde 2007 ,  Al Fatah controla Cisjordania y el grupo Hamas controla la Franja.  En 2008,  y tras el enfrentamiento con el ejército israelí­, éste ha bloqueado el comercio de Gaza con el exterior. La única ví­a de contacto con el exterior son los túneles que unen Gaza con Rafah (Egipto). Egipto hace la vista gorda para no enfretarse a los islamistas más radicales e Israel no puede destruir todos los túneles que se construyen (se cree que hay más de 1.500 túneles entre Gaza y Egipto).

Este comercio/contrabando está totalmente controlada por Hamas; los túneles “tributan” ante Hamas dependiendo del tamaño y del tipo de mercancí­a (gasolina, ropa, electrodomésticos, móviles…).

Pero el mayor problema es que también es la ví­a de suministro de armas para Hamas.

Los túneles de Gaza

Foto: Infocusphotos

Share