Aunque parezca el tí­tulo de unos dibujos animados (como Rasca y Pica de los Simpson o los clásico Tom y Jerry), “Busca y Biga” nada tienen que ver con los simpáticos personajes animados.

Busca (en catalán, astilla) y Biga (en catalán, viga) eran dos agrupaciones polí­ticas catalanas del siglo XV.

La Biga estaba constituida por el grupo de oligarcas que gobernaban las ciudades y por los señoritos que viví­an de las rentas. Además, estaban apoyados por la nobleza y el clero.

En plena crisis económica del siglo XV los comerciantes y mercaderes se unieron para luchar por sus intereses y crearon la Busca. Propugnaban la devaluación de la moneda, establecer una polí­tica proteccionista de la producción local e imponer impuestos a las importaciones. El enfrentamiento estaba servido.

En 1453, para debilitar el poder de la nobleza, el rey Alfonso V “el Magnánimo” apoyo a la Busca y, por primera vez, pudieron acceder al gobierno de Barcelona. Intentaron llevar a la práctica sus ideas con medidas igualitarias y democráticas pero  la Biga, apoyado por los nobles y la Iglesia, era muy poderosa. Este enfrentamiento fue utilizado en 1462, durante la primera guerra de los Remensas (guerra catalana que enfrentó a los payeses de remensa y al rey contra la nobleza), para destruir a la Busca. En 1472 se firmó la capitulación de Predalbes y  la Biga recuperaba el poder.

Remensa

El sino de la vida: el pez grande se come al chico.

Foto: Remensa

Share