Archive for month: mayo, 2009

Firmas de Curistoria.

30 may
30 mayo 2009

Nuestro amigo Manuel J. Prieto firmará ejemplares de su libro “Curistoria” en la Feria de Madrid.

Mnauel J. PrietoCuristoria

El próximo dí­a 7 de Junio, domingo, entre las 18:00 y las 21:00, firmará el libro  “Curistoria, curiosidades y anécdotas de la historia” en la caseta 20 de la Feria de libro de Madrid.

Manuel plantó un semilla, en forma de blog, y germinó dando sus frutos, en forma de libro.

Pen

Share

Las obras públicas según Asterixco y Obelixco

28 may
28 mayo 2009

La problemática de las obras públicas (retrasos, aumentos de presupuesto, obras sobre obras…) es un mal endémico de este paí­s. Asterixco y Obelixco, desde la aldea maña, nos explica esta problemática.

Pen

Share

Carta de un currante a Zapatero

27 may
27 mayo 2009

Carta de un currante cordobés a Zapatero:

ESTIMADO SR. ZAPATERO:

ESTOY TRABAJANDO DESDE QUE TENIA 20 Aí‘OS (CUANDO TERMINE EL SERVICIO MILITAR), AHORA TENGO 45 Aí‘OS, Y MI MUJER IGUALMENTE EMPEZO A TRABAJAR A LOS 22 Aí‘OS EN LA ACTUALIDAD TIENE 43 Aí‘OS, DESDE ESA FECHA NO HEMOS DEJADO DE PAGAR EN NINGUN MOMENTO NUESTROS IMPUESTOS, SEGURIDAD SOCIAL, DESEMPLEO, CONTRIBUCIONES, IMPUESTOS DE VEHICULOS, ETC. ETC. ETC.
COMO CONSECUENCIA DE ESTO ME ENCUENTRO CON QUE MI HIJA ERA PENALIZADA A LA HORA DE ELEGIR COLEGIO POR QUE SUS PADRES TRABAJAN (PAGANDO IMPUESTOS).
YO TRABAJO EN UNA ENTIDAD FINANCIERA EN UN BARRIO “POBRE” DE CORDOBA EN EL QUE LOS SUBSIDIOS DEL GOBIERNO, DE LA JUNTA DE ANDALUCIA, DEL AYUNTAMIENTO DE CORDOBA Y DEL “SUMSUM CORDE” SON TOTALMENTE HABITUALES Y CONCEDIDOS A DISCRECION, PERO ME SORPRENDE QUE EN MUCHAS DE LAS CUENTAS A LAS QUE LLEGAN ESTAS AYUDAS DE EMERGENCIA SOCIAL O SOLIDARIAS, SE PERMITAN PAGAR RECIBOS DE CANAL PLUS POR IMPORTES SUPERIORES A LOS 100 EUROS MENSUALES (YO PERSONALMENTE ME CONFORMO CON LA “TDT” Y ESO QUE ME GUSTA EL FUTBOL UN MONTON), RECIBOS DE TELEFONIA MOVIL POR IMPORTES SUPERIORES A LOS 200 EUROS MENSUALES EN MUCHOS CASOS (YO CUANDO PAGO MAS DE 50 EUROS ENTRE EL TELEFONO DE MI MUJER Y MIO PILLO UN REBOTE DE IMPRESION), Y OTRAS PERLAS POR EL ESTILO.
ESTOY HASTA LAS NARICES DE QUE LA GENTE VENGA A COBRAR EL DESEMPLEO A LAS 08.15 HORAS DE LA MAí‘ANA DEL DIA 10 CON TODA LA PRISA DEL MUNDO PORQUE SE TIENEN QUE IR A TRABAJAR, A UN TRABAJO POR EL QUE NO PAGAN IMPUESTOS Y POR EL QUE NO CONTRIBUYEN A LA SEGURIDAD SOCIAL, A ESA MISMA A LA QUE SI TIENES LA DESGRACIA DE TENER QUE IR TE CITAN A SEIS MESES VISTA, O QUE CIERRA PLANTAS ENTERAS DE LOS HOSPITALES EN EPOCAS VACACIONALES PARA AHORRAR (SE LO QUE DIGO PORQUE MI MUJER ES EMPLEADA DE LA MISMA).
POR TODO ELLO SR. PRESIDENTE LE RUEGO QUE DEJE LA DESGRAVACION DE VIVIENDA COMO ESTA Y QUE EL ORDENADOR PORTATIL QUE LE VA A DAR A MI HIJA Y LA BOMBILLA SE LOS META EN LOS “GíœEVOS” QUE YA ME ENCARGO YO DE COMPRARLOS, Y QUE EN VEZ DE ASESORES CONTRATE A MAS INSPECTORES DE TRABAJO QUE CONTROLEN A LOS PARADOS QUE NO LO ESTAN , Y QUE LAS ADMINISTRACIONES ANTES DE DAR AYUDAS CON EL DINERO DE LOS DEMAS COMPRUEBEN QUE NO SON PARA VER EL MADRID-BARSA O PARA LLAMAR A LA LINEA DEL TAROT DE LOLA MONTERO.

SIN OTRO PARTICULAR RECIBA UN CORDIAL SALUDO

Javier Vi

Share

Valentia, las Memorias de Caivs Antonivs Nasvs

26 may
26 mayo 2009

Valentia, las memorias de Caivs Antonivs Nasvs” de Gabriel Castelló Alonso.

Un joven comerciante de vinos, intrépido y osado, que funda un emporio familiar; Un caballero veterano, admirado y carismático, que por su elocuencia y tremenda Valentiapersonalidad es capaz de llevar a la sublevación contra Roma a una provincia entera… Dos almas diferentes con objetivos diferentes, pero a la vez parejos, que acaban siendo parte y causa principal de la gran rebelión populista que sacudió Hispania del 78 al 72 a.C.

Caivs Antonivs, comerciante de la nueva colonia romana de Valentia, ciudadano idealista y espí­a por compromiso, se enrola en la revuelta protagonizada por un hombre extraordinario, un lí­der de masas de la talla de Mario o César, un hombre que decidió enfrentarse a la nación más poderosa de su tiempo por no doblegarse ante sus adversarios polí­ticos, conduciendo junto a él a la mayorí­a de la población nativa y romana de la Hispania Citerior. Hablamos de un mito, del caballero sabino Quinto Sertorio, personaje de leyenda, hábil militar y polí­tico que desafió al mismí­simo Pompeyo el Grande en singulares combates en las tierras que comprenden la actual provincia de Valencia. Tras la cruenta guerra y su terrible desenlace, Caivs, exiliado y melancólico, escribe sus memorias para perpetuar la Historia de su familia.

VALENTIA no es sólo un completo relato sobre nuestra primera Guerra Civil, realmente es un mosaico de las ilusiones, la vida, costumbres y temores de las gentes que sufrieron aquellos calamitosos tiempos, gentes que amaron, rieron, lloraron y padecieron a causa de servir en uno u otro bando de aquella sangrienta contienda. La novela muestra nuestras tierras y sus peculiaridades durante los años más agitados y emocionantes de la República Romana.

Share

De la batalla del Jarama a Mauthausen.

25 may
25 mayo 2009

Jorge Pérez Troya nació en Torre de Juan Abad (Ciudad Real) en 1916. Con 20 años se vio envuelto en la Guerra Civil, combatió en el Alcázar de Toledo, en el alto de los Leones, en Guadarrama y en el Jarama (como sargento y a cargo de una baterí­a antiaérea).

TroyamilitarPT

Tras el final de la Guerra, 1 de abril de 1939, huye a Francia. Los primeros tiempos son difí­ciles, ya que Francia los encierra en campos donde las condiciones en las que viví­an eran deplorables (hambre, sed, disenterí­a, etc); allí­ toma contacto con los comunistas y pasa a ser uno más de ellos. Cuando estalla la II Guerra Mundial y Alemania invade Francia, en el 40, se cierran los campos y les ofrecen tres alternativas: enrolarse en la Legión Extranjera, en las Compañí­as de Trabajo o ser devueltos a España. Jorge decide enrolarse en la Compañí­a de Trabajo (en concreto en la 211). Estas compañí­as son utilizadas para trabajar en el campo, en las minas, en los caminos… Mano de obra barata.

Tras el armisticio firmado por Alemania y Francia en junio de 1940, Francia queda dividida en dos: una parte ocupada por los alemanes y la otra “libre” bajo el gobierno del Mariscal Petain (gobierno tí­tere de los alemanes). Su compañí­a es enviada a Brest, pero él decide que no ayudará a los nazis y escapa. Llega a Burdeos y allí­ se incorpora a la resistencia, tras algunas acciones de sabotaje le enví­an a Paris a “combatir” dentro de la Guerrilla Urbana. En 1942 ya dirige uno de los grupos de la guerrilla.

Tras varias acciones de éxito le ordenan atacar el puesto de guardia del  Estado Mayor alemán en Parí­s. Jorge y su grupo se preparan y durante unos dí­as vigilan los horarios del cambio de guardia. Deciden atacar a la compañí­a que iba a dar el relevo y, aunque fue todo un éxito, perdió a 11 de sus camaradas.

Jorge se oculta durante unos dí­as pero, como jefe de su grupo, tiene que ir a un “piso franco” donde tení­a el armamento. La portera del edificio sospechó del tejemaneje de aquel extranjero. Lamentablemente, para la suerte de Jorge, era la querida de un policí­a y dio el chivatazo. Cuando Jorge llegó al piso se encontró encañonado por dos policí­as que se lo llevaron y le dieron una terrible paliza. Casi sin vida, lo abandonaron a su suerte en una celda con otros miembros de la resistencia, entre ellos habí­a comunistas franceses que pudieron conseguir, del exterior, medicinas para curarle. Tras varios dí­as entre la vida y la muerte, es llevado a la cárcel de Fresnes donde permaneció durante dos meses con un panecillo y una sardina salada al dí­a.

A los dos meses los alemanes lo sacan de allí­ y lo llevan al Castillo de Romainville donde las cosas fueron mucho peor. Al desgaste fí­sico habí­a que añadir el psicológico, pues todas las mañanas eran formados los presos y 15 de ellos eran fusilados. Una de las mañanas le obligaron a coger todas sus cosas y Jorge pensó:

“Hasta aquí­ hemos llegado”

Pero no, todaví­a tení­a que sufrir más. Los “empaquetaron” en un tren cuyo destino era… Mauthausen (Austria). Se convertirí­a en el preso nº 25.537. Tení­an que trabajar en fábricas de armamento cercanas al campo o, como Jorge, en las canteras de granito donde debido al esfuerzo muchos morí­an. Según sus palabras:

Habí­a una enorme cantera y nos hací­an trabajar de sol a sol para sacar piedras de gran tamaño. Hitler las necesitaba para los monumentos que querí­a construir en los lugares que iba conquistando
veinticuatro horas al dí­a asfixiando (cámaras de gas) a mujeres y a niños
Ninguno de los que llegaban sobreviví­a y sabí­as que cuando entraban les esperaba una muerte segura. Las paredes de las cámaras eran de cemento, de gran grosor, y podí­as ver los arañazos que hací­an las personas cuando iban a morir

Mauthausen1

Jewish Virtual Library

Jorge Pérez Troya fue uno de los supervivientes de los campos de extermino nazis, pero unas 122.000 personas, sólo en estos campos, fueran asesinadas. Su pequeña venganza tomo cuerpo cuando, tras la liberación, algunos de los supervivientes persiguieron al oficial de más alto rango del campo y le dieron muerte cuando huí­a. El gobierno francés le concedió la Legión de Honor por méritos durante la resistencia.

TroyaRetourPT%20copy

Deportados de Mauthausen (Jorge a la izquierda, bajo la flecha)

Un hombre que luchó en una guerra entre hermanos, que tuvo que exiliarse de su paí­s, que padeció la desconfianza y el confinamiento de los franceses a los que luego ayudó en la resistencia contra la ocupación nazi y que sobrevivió a un campo de exterminio… Tendrí­a que ser el sí­mbolo de la RESISTENCIA Y LA FORTALEZA HUMANA.

Sirva este post como mi pequeño homenaje para un héroe casi desconocido (por lo menos para mi).

Fuentes: Documentos RNE (Españoles en la resistencia francesa), Testimonio Jorge Pérez Troya (información y fotos)

Pen

Share

Entrevista a Claudia Casanova

21 may
21 mayo 2009

Claudia Casanova es la autora de la novela La dama y el león, en la que narra la historia de una mujer de la Edad Media que intenta escapar al destino de un Claudia Casanovamatrimonio impuesto. Adicta a la lectura, traductora, escritora y ahora vuelve a reactivar su blog, donde se trata de historia medieval, literatura en general y reflexiones varias.

Muchas gracias Claudia.

1.- ¿El primer libro que te dejó huella?¿Qué edad tení­as?

Es difí­cil de precisar uno, por muy manida que resulte la frase. Pasé de los cómics y de los tebeos a estas novelas de la colección Bruguera que supongo nos educaron a buena parte de los actuales lectores, y debí­a tener unos diez o doce años. Devoré casi todos los tí­tulos de Julio Verne; Los tigres de Mompracem de Emilio Salgari; las interminables sagas de Alejandro Dumas, incluso las aventuras de H.Riddger Haggard y el bueno de Allan Quatermain, Scaramouche de Rafael Sabatini, que tan distinto era de la pelí­cula… Aprendí­ a leer inglés con Walter Scott, H.G.Wells, Robert Louis Stevenson y la buena de Jane Austen. ¡Menuda mezcla! El que me dejó más huella…Creo que fue más adelante, cuando en la biblioteca de mis padres leí­ la biografí­a de Maria Antonieta de Stefan Zweig. El grado de pasión y acercamiento al personaje que desplegó el autor me dejó sin aliento. Sabí­as que iba a ser ejecutada y a pesar de eso deseabas que no sucediera. Para mí­, el ejemplo perfecto del poder de un escritor y la suspensión de la verosimilitud narrativa.

2.- ¿Tu primer libro que tuvimos la suerte de ver publicado?

Mi primer libro publicado fue La dama y el león, y empecé a escribirlo casi por casualidad. Todo empezó porque a través de traducciones, lecturas y otros encargos editoriales me fui documentando, sin darme cuenta al principio y voluntariamente después, sobre la Edad Media y más concretamente acerca del siglo XII. Las lecturas de las novelas, de estilo limpio y poderoso, de Chrétien de Troyes, de las monografí­as de Georges Duby o Jacques Le Goff y otros medievalistas franceses fueron decisivas para que optara por situar la acción de la novela en el norte de Francia, entre el Vexin normando que tantos dolores de cabeza le trajo al rey Enrique de Plantagenet y el condado de Champaña, cuyas ferias medievales fueron las más concurridas de su época. Por supuesto, caí­ rendida ante el laberinto de Chartres y su mí­stica medieval. Y por si fuera poco me permití­ el lujo insolente de hacer aparecer a Chrétien en un “cameo” novelí­stico, acompañado de Andreas Capellanus.

Antes de escribir esa novela, habí­a terminado otras dos, que no son aptas para ver la luz del sol ni de la librerí­a, pero que sirvieron su propósito.

3.- Escritores y libros preferidos, releí­dos, especiales, etc.

Después de los clásicos de aventuras ya mencionados, durante la escuela leí­ muchos autores franceses: primero más sencillos, como Maupassant, que tiene cuentos deliciosos y aptos para jóvenes. También Renard, Zola, Stendhal, Balzac y Flaubert. ¡Sí­, me gustan las sagas! De todos ellos creo que he heredado una amable tendencia a la metáfora. Como soy omní­vora y no reparo en nacionalidades, de los rusos me quedo con Chéjov, Tolstoi y Dostoyevsky. Pero por supuesto que antes que Shakespeare ““que también”“ siempre vuelvo al Quijote, a Cervantes y al Siglo de Oro ““ también a las Crí²niques. En el cajón de autor español, le reservo un espacio a Javier Marí­as, pero es como mi otro yo lector: cuando termino una novela histórica, la alterno con un texto clásico (de historia griega o latina) o uno contemporáneo, generalmente Marí­as.

4.- ¿Cuánto suele durar la labor de documentación para escribir un libro?

Es el momento más divertido y también el más agotador, y al que más cuesta ponerle fin. En el caso de mi siguiente novela, La tierra de Dios, he dedicado unos dos años a recopilar información sobre la España del siglo XII, a leer bibliografí­a, a viajar por las ciudades que describo, y a identificar personajes y situaciones históricas con potencial narrativo. Todo acaba cuando el nivel de información que manejo me supera por excesiva, y hasta yo comprendo que debo ponerme a escribir. Previamente habré elaborado un guión o una lista de capí­tulos con resumen de la narración, que me servirá de ancla durante el proceso de escritura, pero que no garantiza en absoluto el final ni los ejes de desarrollo: muchas veces contaba con eliminar un personaje que luego resulta imprescindible, y debo mantenerlo, o al revés.

5.- Momento o momentos históricos más importantes en la Historia de España

Incontables, porque la historia de España es riquí­sima en ocasiones dignas de ser narradas, tanto por las alturas a las que se encumbró como por los abismos en los que cayó. Si fuéramos tan hábiles como nuestros vecinos los anglosajones, otro gallo nos cantarí­a. En el espacio cronológico que va desde la Antigüedad hasta la Edad Media, desde luego yo destacarí­a la Hispania romana, que ha suscitado buenas novelas pero pide a gritos una Colleen McCullough española; luego la formación de los reinos de España, que es el tema que sobrevuela mi novela La tierra de Dios, aunque deja mucho campo por labrar ““y confieso que es un perí­odo que no me ha agotado a nivel literario, a diferencia del norte de Francia”“; más tarde el auge y caí­da de la Casa de Aragón, y la unión de los reinos que formaron el germen de lo que hoy es España. Después, el descubrimiento de América y el siglo de Oro ha merecido estupendas narraciones, pero sólo Arturo Pérez-Reverte y su Alatriste (que gustará más o menos pero nos pone en el mapa literario y editorial mundial) ha sabido crear una saga a la manera de Dumas. En fin, hay muchí­simos más, pero esos son los más importantes para mí­.

6.- Si la realidad histórica de España es sólo una, siendo las fuentes, en teorí­a, las mismas ¿cómo se puede contar nuestra Historia de formas tan dispares?

Esta es una vieja pero interesante pregunta de la historiografí­a, porque sigue sin respuesta: el historiador es objetivo, ¿pero puede ser imparcial? ¿Quién cuenta y desde qué posición ideológica se cuenta? Esa es la clave. Claudio Sánchez-Albornoz afirmaba que los setecientos años de conquista musulmana pasaron por encima de la población “autóctona” sin modificar un ápice el “espí­ritu castellano”. Pero todos sabemos ““y vemos a nuestro alrededor”“ que cualquier tipo de inmigración se mezcla con y afecta a la sociedad que la acoge, en uno u otro sentido. ¿Alguien puede creer que los trovadores que viajaban de corte en corte y transportaban nuevas formas de poesí­a de un punto a otro no modificaban el gusto musical, literario y creativo de los poderosos y por ende de sus pueblos? Quizá debido a que España no ha elaborado un proceso de naturalización, integración o aceptación de su pasado histórico como pueda haberlo hecho Francia, o Inglaterra, ese pasado histórico sigue siendo “material sensible” para muchos, pues se interpreta en clave actual y entonces es cuando se desata la polémica. Desde luego, a mi me ha sorprendido muchí­simo la disparidad de tono entre los distintos manuales de historia que hablan de la formación de los reinos de España: los hay para todos los gustos.

7.- ¿Quién es tu mentor en tu pasión por el Historia?

Me hubiera gustado tener un mentor al uso, pues creo que es un lujo del que no terminarí­a nunca de abusar. Tengo, eso sí­, maestros que no son conscientes de serlo: personas que me recomiendan lecturas, amigos con los que me dedico a escuchar y reflexionar, o profesionales con los que he tenido la gran suerte de trabajar, y que con sus actos me han enseñado el buen camino a seguir.

8.- ¿Cuándo se rodará una gran pelí­cula histórica en nuestro paí­s?. A los intentos de “Alatriste” y “Los Borgia” creo que les falta “ese” salto de calidad.

¿Cuál serí­a esa pelí­cula?

Qué gran verdad: todos los que esperábamos que la adaptación al cine de “Alatriste” abriera las puertas de la saga literaria a un público más amplio nos quedamos con las ganas. De hecho en alguna entrada de mi blog me lamento precisamente de eso: de lo bien que saben hacerlo los ingleses con sus producciones (véase “Los Tudor”), que glosan sin ningún tipo de sonrojo su pasado histórico como si fueran los Virgilios de su tiempo, mientras que en España y en Catalunya, las propuestas son del vuelo de “Águila roja”. Precisamente por ese desacuerdo que apuntaba antes acerca de nuestra historia creo que será muy difí­cil que un productor desarrolle un proyecto que funcione y con acogida del público. Hay que dar el salto convencidos, como lo hizo Peter Jackson con la adaptación de “El señor de los anillos”: tení­a a los fans con las lanzas a punto por si no les gustaba su versión, y terminó llevándose el gato al agua, pero eso sí­: con una inversión seria de dinero, un guión sólido, un elenco impecable. Puede gustar más o menos, pero es una propuesta seria y respetable. Eso es lo que nos falta.

9.- ¿Tus aficiones “secretas”?

No son muy secretas: el buen cine, desde luego, entendiendo por eso el clásico hasta nuestros dí­as pero con cuentagotas estos últimos, incluyendo a Ridley Scott y un puñado de buenos directores contemporáneos más. Actualmente las series de televisión son la otra cara de mi pasión por la narración, bajo cualquiera de sus formas. Sostengo que Aaron Sorkin es la amalgama perfecta de Billy Wilder, John y Julius Epstein, Glenn Gordon Caron, Ben Hetch y William Goldman de nuestros dí­as, así­ que cualquier producto televisivo que lleve, ya no su firma, sino un trocito de una de sus pestañas (hasta el fallido “Studio 60″), merece mi atención. Incluso a su pelí­cula sobre los intrí­ngulis de Facebook pienso “someterme”. Luego, disfruto como el que más con los sospechosos habituales: A dos metros bajo tierra, Deadwood, Lost, Los soprano, Mad Men, In Treatment, Life (recién cancelada y todo)…

10.- Un dí­a perfecto serí­a …

Una lí­nea continua formada por los verbos leer y escribir, con pausas razonables para las restantes funciones vitales.

Pen

Share

La ciudad que nació de las 60 conchas de mar.

19 may
19 mayo 2009

Debido a los problemas entre la los habitantes (judí­os y árabes) de la ciudad de Jafo y las pésimas condiciones de vida, sesenta familias judí­as decidieron construir un nuevo barrio en la costa mediterránea (futuro Tel Aviv, que significala colina de la Primavera).

En abril de 1909, los terrenos adquiridos por la cooperativa Ahuzat Bait, constituida por las sesenta familias y que dio nombre originalmente al barrio, decidió repartir las parcelas mediante un “sorteo“. Akiva Arieh Weiss, director del comité encargado del sorteo recogió 60 conchas grises y 60 conchas blancas de la playa. En las blancas figuraba el nombre de cada familia y en las las grises los números de las parcelas; fue el primer paso hacia la construcción de lo que se conoce hoy como “la primera ciudad hebrea“.

Los disturbios ocurridos en Jafo, en 1920, entre árabes y judí­os empujaron a muchos de éstos a trasladarse a la vecina Tel Aviv. Poco más tarde, las autoridades británicas, que ostentaban el Mandato de Palestina tras la Primera Guerra Mundial, concedieron el autogobierno a Tel Aviv.

El 14 de mayo de 1948, en el Museo de Tel Aviv, mientras Jerusalén estaba sitiada por las tropas de la Legión Árabe, el entonces lí­der de la comunidad judí­a en el paí­s, David Ben Gurion -quien se convirtió en el primer ministro- declaró la independencia del Estado de Israel y Tel Aviv su capital.

La prohibición de instalar industria en la zona originaria del barrio, hizo que se expaniese por el norte la zona residencial y por el este la industrial. Este rápido crecimiento engulló a Jafo y en 1950 se unificaron, pero se designarí­a Jerusalén como la nueva capital.

Tel Aviv

A fecha de hoy, es el centro neurálgico, económico y cultural del paí­s. Así­ como, la ciudad más cara en el Oriente Medio, la 14ª más cara del mundo y, desde abril, ciudad centenaria.

Fuente: Revista Horizonte

Pen

Share

La Historia en la ESO

18 may
18 mayo 2009

Mi pasión por la Historia, lamentablemente, no nació en mis años de EGB ni en el BUP o COU, pero me parece que algo más de Historia sabí­a que la que se enseña en la ESO (para los no residentes en España, Enseñanza Secundaria Obligatoria). Como muestra, un romance que me ha llegado por email:

Dicen que va en retroceso

la enseñanza de la E.S.O.

Comprobarlo un padre quiso,

y asaltó, sin previo aviso,

a su hija de quince años,

que, con modales huraños,

con evidente impaciencia,

con tono de displicencia

y prostibulario atuendo,

así­ le fue respondiendo:

-¿Cuándo vivió Alfonso Sexto?

-No está en mi libro de texto.

-¿Y está Felipe Segundo?

-A ese siempre lo confundo.

-¿Y doña Juana la Loca?

-En este curso no toca.

-Dí­ algún monarca absoluto.

-No se da eso en mi instituto.

-¿Y cuándo se perdió Cuba?

-Esta… ¡tiene mala uva!

-Pues dí­ un pintor español.

-Eso no entra en el control.

-¿No sabes quién fue Picasso?

-No. De esas cosas, yo paso.

-¿Cuándo acabó la Edad Media?

-Pues vendrá en la Enciclopedia.

-¿Y las Navas de Tolosa?

-¡Me preguntas cada cosa…!

-¿Y qué fue la Reconquista?

-Si me dieras una pista…

-¿A qué equivalen mil gramos?

-¡Pero si eso no lo damos!

-¿Qué son los números primos?

-Eso tampoco lo dimos.

-¿La ecuación de primer grado?

-Pues tampoco la hemos dado.

-¿Y sabes mucho latí­n?

-¡Lo dices con retintí­n…!

-Y tampoco darás griego

-Se escribe raro, me niego.

-¿Quién fue Ortega y Gasset?

-Lo miraré en Internet.

-¿No estudias filosofí­a?

-¿Para qué me servirí­a?

-¿Y has dado Literatura?

-No sé… No estoy segura.

-¿Quién compuso “˜la Odisea”™?

-No tengo ni zorra idea. ,

-¿En qué obra sale Calisto?

-No, papá., eso no lo he visto.

-¿Y Gonzalo de Berceo?

-No viene en el libro, creo.

-¿Y Calderón de la Barca?

-¡Huy, papi, no me seas carca!

-¿Clarí­n, Baroja, Unamuno…?

-Pues no me suena ninguno.

-¿Algún autor del Barroco?

-De eso sé bastante poco.

-¿Quién fue el Manco de Lepanto?

-Papá, no preguntes tanto.

-Pero, ¿no leéis a Cervantes?

-¡A ese lo leerí­as antes….!

-Lo tuyo, hija, es deplorable…

-Pues he sacado notable

-Y de ciencias, ¿sabes algo?

-Me voy, que esta noche salgo.

-Pero, entonces, tú ¿qué sabes?

-No me esperéis; ¡tengo llaves!

Y el padre quedó perplejo:

al mirarse en el espejo,

se notó cara de idiota.

Musitó una palabrota,

y fue a meterse en la cama.

Así­ acaba este epigrama.

Y yo me pregunto, ¿de quién es la culpa?

Pen

Share

Switch to our desktop site