Archive for month: abril, 2008

Origen incierto del saludo militar.

30 abr
30 abril 2008

Seguimos con la colaboración de nuestros amigos. En este caso, Senovilla de Pensamientos JFS.

Algunos historiadores dicen que se puede pensar que comenzó en la época del Imperio Romano, cuando debido a la gran cantidad de asesinos que se perpetraban, se convirtió en costumbre que al ir a ver a un oficial se levantasen la mano para indicar que no se portaba en la misma ningún arma.

Luego en las pelí­culas observamos lo de AVE CESAR.

Pero la realidad según otros prestigiosos investigadores es que se trata de una costumbre de los caballeros medievales que cuando saludaban a alguien, levantaban con su mano el visor del casco.

Ahora sí­, lo que es cierto y demostrado es que a principios del siglo XIX los COLDSTREAM GUARDS modificaron el saludo que tení­a su ejército (el británico) y se pasó de tocarse el sombrero con las puntas de los dedos a dar una leve palmada en el gorro propio tal y como lo hacen nuestros ejércitos a dí­a de hoy.

Yo me quedo con que lo inventaron los caballeros andantes, y en especial mi elocuente amigo Don Quijote, ya que sus aventuras dieron la vuelta al mundo, porque no iba a hacerlo su saludo.

Share

Concurso ¿Quién o Qué?. Octavo QoQ

28 abr
28 abril 2008

La respuesta al Séptimo QoQ es: Casas Viejas (Cádiz).

Octavo QoQ:

  1. Es un rey.
  2. Fue coronado por un Papa, que luego demostrarí­a su inocencia.
  3. Hoy a su mujer, la reina, la llamarí­an la “Falsa moneda”.
  4. Fue el segundo de su promoción en las oposiciones a Rey.
  5. Luchó en dos cruzadas y murió en la segunda.

Para contestar deja un comentario. Se puede votar hasta el 6 de mayo.
La Clasificación en la pestaña Concurso.

La respuesta de este QoQ con el siguiente QoQ, y éste se posteará:

6 de mayo a las 17,00 horas.

Share

Inventos curiosos de la Historia. Segunda Parte

25 abr
25 abril 2008

Continuamos con el segundo post “Inventos curiosos de la Historia” con la colaboración de Guillermo.

1. La mesa rotatoria de lectura.

En 1588, el ingeniero italiano Agostino Ramelli describe un novedoso invento para facilitar la lectura de varios libros a la vez: una hermosa e ingeniosa máquina, que es muy útil para quien se complace con la lectura, especialmente los que estaban sufriendo gota. Un hombre puede ver y leer una gran cantidad de libros sin moverse de su lugar. Además, como decí­a Ramelli, esta máquina tení­a otra ventaja, que era “la de ocupar un pequeño espacio en el lugar en que está establecida, como cualquier persona de entendimiento puede apreciar desde el dibujo”.

Mesa

2. Localizadores acústicos.

Los dispositivos de localización acústica gozan de una extensa y variada lista de artilugios, desde la simple “oreja en tierra” para escuchar la posición del “Séptimo de Caballerí­a”, como tantas veces hemos visto hacer a los indios apaches en las pelí­culas del Oeste, pasando por otros para evitar el choque de barcos en la niebla, hasta los utilizados en el ámbito militar para localizar desde tierra el lejano sonido del motor de los aviones y prevenir su bombardeo (hasta la invención del radar durante la Segunda Guerra Mundial). La foto muestra al emperador Hirohito pasando revista a las tubas de guerra japonesas, localizadoras acústicas de aviones.

Localizador

3. Las bombas murciélago.

Más que de un invento propiamente dicho, se trata de una de las innovaciones militares más extrañas, que consiste en el reclutamiento de animales kamikaze. En este sentido, por ejemplo, conocemos la utilización por los rusos en Stalingrado de perros bomba contra los tanques alemanes durante la Segunda Guerra Mundial.

En nuestro caso la idea consistí­a en bombardear Japón utilizando murciélagos a los que previamente se habrí­an adherido pequeñas bombas incendiarias de explosión retardada que hubieran estallado cuando los vampiros hubiesen buscado refugio en los edificios nipones, creando así­ una gran alarma social. Además, al volar en la oscuridad, crearí­an mayor confusión.

Se llevaron a cabo ensayos por el ejército norteamericano, pero el proyecto Manhattan, con el desarrollo de la primera bomba atómica, se completó antes de que las bombas murciélago pudiesen ser utilizadas en combate.


Bomba


4. El globo de Gottorp

El Globo de Gottorp, construido en 1650, fue el predecesor del moderno planetario.

Con tres metros de diámetro, hueco por dentro y funcionando con agua, recreaba a los que se sentaban en su interior el movimiento de las constelaciones celestes y, en el exterior, era un gran globo terráqueo.

El Zar Pedro el Grande de Rusia codició este maravilloso juguete y lo recibió en 1713 como un regalo del Duque de Holstein-Gottorp. En 1747 fue destruido a causa de un incendio, pero en ese mismo siglo se construyó una réplica basada en el original.

Los alemanes lo incautaron durante la Segunda Guerra Mundial, pero las tropas estadounidenses lo entregaron en 1945 de nuevo a los rusos y hoy puede visitarse en el museo de San Petersburgo.

Globo

Guille

Share

El infierno del Kursk

23 abr
23 abril 2008

Seguimos con las colaboraciones de nuestros amigos. En este caso el post nos lo remite Antonio Correas de Lite Strabo.

La batalla de Kursk no sólo fue la mayor confrontación de tanques de la Historia, sino también el punto de inflexión de la Segunda Guerra Mundial. A partir de este punto, la Alemania de Hitler dejó de tener la iniciativa en el frente del Este para pasar a defender, algo que no cambiarí­a durante el resto de la guerra.

Barbarroja

La invasión de Rusia -operación Barbarroja, comenzada el 22 de Junio de 1941 y pensada para ser una conquista rápida, antes de que llegara el invierno- habí­a ido bien para los alemanes en los primeros meses de lucha. Pese al comienzo demasiado tardí­o de la operación -el invierno ruso iba a llegar de todas formas- y haber infravalorado el poder de resistencia de la Unión Soviética, el ejército alemán contaba con mucha más preparación y mejor apoyo logí­stico. El factor sorpresa, el apoyo aéreo y la desorganización soviética permitieron un avance de 50 km diarios. En Agosto, la Wehrmacht ya estaba a poco más de 100 km de Leningrado, Kiev y Smolensk. Pero un inesperado cambio de planes alteró el ritmo de la invasión.

Hitler siempre se habí­a creí­do un genio militar, y algunos aciertos estratégicos durante la guerra -mayormente, corriendo grandes riesgos- le convencieron para tomar personalmente el mando de los ejércitos del frente oriental. Los planes iniciales del plan eran, además de tomar Leningrado, enviar al sector Ejército Sur a tomar el control de los ricos pozos petrolí­feros del Cáucaso, y al Central hacia Smolensk y directamente a Moscú, que deberí­a estar ocupada antes del invierno. Sin embargo Hitler tomó una decisión desconcertante, contra la opinión de todo el Alto Mando: detuvo el avance a la capital para reforzar el Ejército Sur, que estaba combatiendo muy duramente en Kiev.

A Hitler se le habí­a metido en la cabeza que la ciudad ucraniana debí­a ser tomada, pero dKurskebido a la férrea resistencia por parte de la población, el sitio terminó durando hasta Octubre, ralentizando todo el avance hacia el petróleo del Cáucaso. El resultado fue que, a la llegada del invierno, no se habí­a alcanzado el crucial acceso a los pozos. A su vez, el grueso del sector Central, el IV Ejército de la Wehrmacht, estaba a las puertas de Moscú, pero debilitado a causa de este refuerzo inesperado, se habí­a entretenido demasiado en Smolensk, y también carente de suministros, no podí­a avanzar más. De haberse centrado en el primer objetivo desde el principio habrí­a evitado el traslado de las fábricas soviéticas al otro lado de los Urales, eliminando así­ toda capacidad de resistencia a largo plazo.

Hay que considerar que los rusos tuvieron mucha suerte, puesto que ese año el invierno se adelantó varias semanas y fue especialmente duro, lo que desbarató los planes alemanes de la fase final de la operación. Eso, unido a que la ocupación de los Balcanes habí­a retrasado la operación todo un mes, decidió en buena parte el resultado.

De atacantes a atacados

El ejército soviético demostró una capacidad de regeneración que desquiciaba al oficial alemán más pintado, puesto que tras la pérdida de sus ejércitos de Ucrania (unos 600.000 entre prisioneros y muertos tan solo en la batalla de Kiev) todaví­a tení­a suficientes recursos ese mismo año para hacer frente al avance alemán. En parte se explica por el inoportuno (desde el punto de vista alemán) tratado de no agresión entre Japón y la Unión Soviética, que “liberó” numerosas divisiones hasta entonces desplegadas en Siberia. Otro aspecto fundamental en la derrota del ejército nazi fueron las dificultades logí­sticas de abastecimiento del ejército alemán. En las carreteras rusas, los camiones utilizados sufrian continuas de averí­as y al llegar el invierno, más de la mitad de los camiones alemanes estaban fuera de servicio. Así­ mismo, e inexplicablemente, cuando se planificó la operación Barbarroja, los grupos de ingenieros de ferrocarriles recibieron la última prioridad en el avance.

Durante la Segunda Guerra Mundial los soviéticos demostraron ser los maestros de la “maskirovka” (engaño), y los alemanes los mejores en dejarse engañar. Así­, por un lado los sovieticos interceptaron las comunicaciones alemanas y conocian a la perfeccion los preparativos de la operación Ciudadela, pero engañaron habilmente a los alemanes haciéndoles creer que no eran conscientes de la amenaza mientras cavaban las trincheras y escondian sus unidades defensivas y ofensivas. La incapacidad alemana para mantener sus comunicaciones seguras y su continua negativa a admitir la posibilidad de ser engañados por “razas inferiores” fue una de las principales causas de sus mayores derrotas (en todo el frente ruso a partir de Stanlingrado, Normandí­a, Batalla del Atlántico, …).

Tras la reorganización soviética, la expulsión de los nazis de Moscú y la estabilización relativa del frente ocurrida en el invierno, en 1942 los alemanes trataron de ocupar finalmente el Cáucaso. Sin embargo, de nuevo los conflictos de Hitler con el Alto Mando hicieron que la Operación Azul se convirtiera en un torpe avance que acabó atrapando a los alemanes en la batalla de Estalingrado, en la que perdieron a su mayor fuerza de elite, el VI Ejército.

El mariscal Von Manstein consiguió sin embargo contrarrestar la contraofensiva proveniente de Estalingrado, e incluso avanzar en Jarkov durante el mes de Marzo de 1943. Entonces propuso al Alto Mando tender una trampa que, atrayendo al Ejército Rojo hacia los restos del VI Ejército alemán, realizarí­a una maniobra envolvente que atraparí­a a los rusos en la cuenca del Donetz. Hitler, reacio a ataques envolventes, no aprobó el plan y se centró en Kursk, una zona entrante en el recto frente ruso.

El objetivo era demasiado obvio: los rusos previeron el ataque, que todaví­a les dio más ventaja al retrasarlo hasta Julio -Hitler querí­a que los nuevos carros Panther llegaran al frente-. Los generales Rokossovsky y Vatutin habí­an instalado decenas de cinturones defensivos, y disponí­an de planes de retirada progresiva conforme los alemanes fueran avanzando. Los rusos sabí­an que el ataque iba a venir de manos del enorme número de tanques que se habí­an acumulado allí­. Cuando éstos comenzaron la Operación Ciudadela el 5 de Julio, más de un millón de minas antitanque diezmaron las columnas de acorazados. La artillerí­a y aviación rusas, que tras dos años de campaña ya eran comparables en número y preparación a las alemanas, diezmaron el apoyo artillero alemán.

Aunque los Panzer seguí­an siendo un arma formidable apoyada por la Luftwaffe, no tení­an el apoyo de infanterí­a adecuado, y los soldados rusos fueron capaces de destruirlos fácilmente con cañones antitanque o simples cócteles molotov. Además, los nuevos modelos -Tiger y Panther- eran muy escasos y no dieron el resultado esperado. Más de la mitad quedaron fuera de combate el primer dí­a por problemas con su sistema de refrigeración.

El 12 de Julio, los alemanes creyeron estar ante el final de los cinturones defensivos rusos. Sin embargo, al entrar en Prokorovka, la SS-Panzerkorps se encontró de frente con toda una división blindada de T-34 soviéticos. El mayor combate de blindados de la Historia (400 alemanes frente a 900 soviéticos) terminó en empate técnico, pero fue una enorme derrota moral para los nazis, que creí­anestar cerca de la victoria. El 17 de Julio, cuando los soldados de la Wehrmacht vieron cómo todos los Panzer eran retirados y trasladados al nuevo frente de Sicilia, supieron que pasaban a la defensiva. Los contraataques soviéticos empezaron de inmediato. Los atacantes se convertí­an en atacados.

Antonio

Share

Concurso ¿Quién o Qué?. Séptimo QoQ

22 abr
22 abril 2008

La respuesta al Sexto QoQ es: La matanza de la juderí­a sevillana (1391) y el instigador Ferrant Martí­nez.

Séptimo QoQ:

  1. Es una localidad.
  2. En la provincia, de esta localidad, veraneaba la Pepa en el siglo XIX.
  3. No fue una “Azaña” lo que allí­ ocurrió.
  4. Un descendiente antepasado de Margarita (la madre de Tamara, “no cambié, no cambié”) sufrió las consecuencias.
  5. Entre verdes y Rojas la prepararon.

Para contestar deja un comentario. Se puede votar hasta el 28 de abril.
La Clasificación en la pestaña Concurso.

La respuesta de este QoQ con el siguiente QoQ, y éste se posteará:

28 de abril a las 21,00 horas.

Share

Inventos curiosos de la Historia. Primera parte

18 abr
18 abril 2008

Iniciamos aquí­ la categorí­a de Colaboraciones. En este caso es nuestro amigo GUILLERMO y sus inventos curiosos de la Historia.

La historia de los inventos no es más que la Historia del Hombre y sus relaciones con la naturaleza, con la ciencia y, en general, con todo el mundo que le rodea.A lo largo de su existencia, el hombre ha utilizando su ingenio diseñando, construyendo y desarrollando distintos artilugios que han marcado o acompañado a grandes momentos de la Historia.

 

Pero también otros muchos resultan hoy inservibles, inviables o, simplemente, curiosos, tal vez por la época histórica en que fueron concebidos y, por ende, por la perspectiva de pensamiento moderno y de conocimientos actuales desde la que los observa un espectador del siglo XXI.

 

1. El tren “sirvecomidas” de Gastón Menier.

En 1887, el magnate francés Gastón Menier instaló un novedoso aparato en su comedor que permití­a que las comidas fueran transportadas directamente de la cocina a la mesa. Una miniatura de ferrocarril eléctrico llevaba, haciendo una parada delante de cada invitado, los platos preparados. Cuando la comida llegaba a su fin, el tren recogí­a los platos de los comensales y se los llevaba de nuevo a la cocina a través de un agujero en la pared.

Menier

2. Estirador de dedos de la mano para aspirantes a pianista.

Este dispositivo fue creado en el siglo diecinueve para estirar los dedos de las manos de los pequeños aspirantes a pianistas. Según algunas fuentes, Robert Schumann (1810-1856) se dañó la mano derecha, arruinando con ello definitivamente su carrera, utilizando una versión de uno de estos aparatos. Otras fuentes citan la cirugí­a fallida al cortar el tendón entre el tercer y cuarto dedos, e incluso los efectos secundarios de la medicación contra la sí­filis.

Dedos

3.- La “silla de pesarse” de Santorio Santorio

Santorio Santorio (1561-1636), fí­sico y filósofo natural de Padua, pasó la mayor parte de treinta años de su vida en comer, dormir y trabajar sentado en “la silla de pesarse”, ideada y construida por él. Durante ese tiempo, Santorio empleó la silla para pesarse a sí­ mismo, todo lo que comí­a y bebí­a, y también su orina y sus heces; comparaba el peso de lo que habí­a comido a aquél del de sus productos de desecho, siendo estos últimos de un peso considerablemente menor. De este modo, creó su teorí­a de la “transpiración insensible” (el peso perdido a través de los poros y durante la respiración) en un intento de explicar esta diferencia. Sus descubrimientos tuvieron poco valor cientí­fico, pero es reconocido por ser de los primeros cientí­ficos en practicar, de una forma tan metódica, la auto-experimentación.

Silla

4. La “Cynosphera”.

Los inventos con participación de animales han sido muy frecuentes a lo largo de la Historia. Uno de los más conocidos y populares es el “piano de gatos”, que podéis encontrar en el post que dediqué a su inventor, Athanasius Kircher en la Aldea Irreductible.

( http://aldea-irreductible.blogspot.com/2008/03/galeria-de-personajes irreductibles_28.html )

La Cynosphera era un curioso triciclo fabricado en Francia en 1875, propulsado por dos perros enjaulados en sendas ruedas a modo de hámsteres. La Sociedad Protectora de Animales consideró la idea como inapropiada y, tras su queja, se desestimó su desarrollo posterior.

Bici

Guille

Share

Concurso ¿Quién o Qué?. Sexto QoQ

15 abr
15 abril 2008

La respuesta al Quinto QoQ es: Brihuega y Villaviciosa.

Sexto QoQ:

  1. Es un acontecimiento detestable.
  2. Tuvo lugar en Sevilla.
  3. El nombre del culpable coincide con el de un ex-jugador de la selección española de baloncesto.
  4. Ocurrió a finales del siglo XIV.
  5. Durante diez años se acordaron los sevillanos de este acontecimiento.

Para contestar deja un comentario. Se puede votar hasta el 22 de abril.
La Clasificación en la pestaña Concurso.

La respuesta de este QoQ con el siguiente QoQ, y éste se posteará:

22 de abril a las 17,00 horas.

Share

Almanzor y sus daños colaterales.

13 abr
13 abril 2008

Almanzor (Muhammad ibn Abi Amir) ejerció, en la práctica, el poder absoluto sobre al-Andalus sin ser Califa. Era un hombre muy astuto y sin escrúpulos, que no dudó en eliminar a los que le ayudaron, cuando ya no le hací­an falta o le estorbaban. éstos son sus daños colaterales:

  • Subh: concubina del califa al-Hakam. Se decí­a en el “Tomate” del momento que era la amante de Almanzor. Ambos se necesitaban para obtener sus metas, ella que su hijo, Hisham II, fuese proclamado heredero y Almanzor ganarse su favor para adquirir riqueza y subir escalones en la corte de Córdoba.
  • al-Mushafí­: el gran visir. Almanzor fue su protegido y lo introdujo en palacio (era un gran escribiente por su caligrafí­a y su soltura en prosa jurí­dica). Cuando obtuvo de él todo lo que le podí­a dar, tramó un plan para derrocarle; lo acusó de robo al tesoro público, de abuso de poder y de lujurí­a. Hisham firmó la orden de encarcelamiento y fue desposeí­do de todos sus bienes. Tras mucho tiempo en prisión fue asesinado.
  • Galib: el general más famoso de los ejércitos del Califa. Era su suegro, pero tampoco le tembló la mano cuando aprendió de él las artes de la guerra. Tení­a muchos leales en el ejército y se enfrentó a él en batalla abierta, donde Galib falleció al derribarlo el caballo. El general que apoyó a Muhammad, Chafar ibn Alí­, apareció muerto al poco tiempo.
  • Faiq y Chawdar: eran los eunucos de palacio. Controlaban todo lo que ocurrí­a en palacio en tiempos de al-Hakam II. Sabí­an que si era proclamado Hisham II, Muhammad lo controlarí­a y obtendrí­a todo el poder, así­ que ocultaron la muerte de al-Hakam II para proclamar emir a su hermano al-Mugira y manejarlo ellos a su antojo. Cometieron el error de contárselo a al-Musafi, enterado Muhammad los desterró.
  • al-Mugira: hermano de al-Hakam II. Este pobre hombre nada tuvo que ver en la conspiración de los eunucos, pero le costó la vida el que pensaran en él como heredero de su hermano. Almanzor mandó matarlo, aunque la noticia que corrió fue que se habí­a suicidado.
  • Hisham II: califa tras la muerte de su padre al-Hakam II. Era niño muy débil (fí­sicamente y de carácter) que fue manipulado por su madre y por Almanzor. Fue puesto y depuesto y llevó una vida contemplativa.

Seguro que hay muchos más, pero estos son los más importantes. Que nadie interprete mal este post, pues Almanzor es uno de mis personajes preferidos de la Historia. Alcanzó sus metas desde abajo, muchos de los protagonistas de este post se beneficiaban de él y de sus acciones, pero él era el más listo de la clase. Este personaje me fascina y más post tratarán sobre él.

Fuente: Córdoba de los Omeyas – Antonio Muñoz Molina, Pasajes de la Historia – Juan Antonio Cebrián, España bajo la Media Luna – Angus Macnab, Historia de España Musulmana – Anwar Chejne

Share

Hernán Cortés. Lo prometido es deuda

11 abr
11 abril 2008

Fernando Cortés Monroy Pizarro Altamirano nace en Medellí­n (Badajoz) en 1485.

Proviene de una familia de hidalgos venida a menos y emparentado con Francisco Pizarro. Cursó estudios en la Universidad de Salamanca y aunque tení­a aptitudes, las noticias que llegaban de América y su naturaleza inquieta echaron por tierra las ilusiones de sus padres. Tras un breve periplo por Valladolid vuelve a casa para solicitar permiso (y dinero) a sus padres y partir a las Indias.

En 1504 parte de Sanlúcar de Barrameda a la isla de la Española (Santo Domingo), donde se instaló como escribano gracias a los dos años que pasó en Salamanca. Pero sus prentensiones eran otras, con el dinero que puedo reunir (por su trabajo y otros menesteres) se convirtió en terrateniente, lo que le permitió disfrutar del vino, las mujeres y el juego (el orden lo podéis establecer vosotros).

Su espí­ritu aventurero e inconformista le llevan en 1511  a la conquista de Cuba junto a Diego Velázquez. Pronto se hacen patentes las diferencias entre ambos, pero el astuto Hernán opta por la diplomacia – incluso llegó a casarse posteriormente con su cuñada Catalina Juárez -.  Diego Velázquez lo enví­a a Yucatán como jefe de una expedición (con unos 600 hombres que logró reunir) en 1518. Ya en la pení­nsula, dividida en estados independientes, contacto con los indí­genas y logró regresar a Cuba con un excelente motí­n. Las desavenencias entre Hernán Cortés y Diego Velázquez se hicieron más patentes y el gobernador desautorizó a Cortés a volver a la pení­nsula del Yucatán. Pero en 1519 desoyendo la prohibición partió con once naves, 550 hombres y dieciséis caballos y 14 piezas de artillerí­a. En la isla de Cozumel contactan con el monje Jerónimo Aguilar, superviviente de un naufragio que conocí­a la lengua de los indí­genas. Tras algún enfrentamiento con los tabasqueños, resueltos con victorias gracias a las armas de los españoles y al horror que producí­an los caballos (desconocidos para ellos), llega a sus oí­dos la noticia de un paí­s situado a poniente que los indí­genas denominan “México”. Cortés los somete y éstos aceptan la autoridad del emperador español y de la Virgen Marí­a, y le regalan una esclava llamada Malinali – Malinche o Marina para los españoles-, que pasará a ser la amante de Cortés y pieza fundamental en  las relaciones con los indí­genas. Bordeando la costa mexicana en dirección noroeste, llegan al imperio azteca. El conquistador envió embajadas a Moctezuma, el emperador de los aztecas que habitaba en la capital Tenochtitlán, pero el emperador se negaba. Tenochtitlán tení­an unos 35 kilómetros cuadrados y se abastecí­a de islas flotantes.

Entonces, se produjo un un acontecimiento que darí­a un vuelco a la conquista: los indí­genas procedentes de Zempoala, le comunicaron que eran enemigos de los aztecas y le pidieron ayuda para liberarse de su opresión. Cortés preparó un plan para conquistar el imperio, aprovechar sus luchas internas, se autoproclamó gobernador y se adentró en territorio azteca no sin antes inutilizar las naves para evitar las deserciones y la retirada.

En 1519 derrotan a los tlaxcaltecas de Tlaxcala y los suman a sus aliados como tropas auxiliares. Finalmente, el 8 de noviembre Cortés se encuentra con Moctezuma; haciendo Malinche las veces de traductora. El emperador conocí­a los vaticinios :

El dios azteca, Quetzalcóaltl, habí­a vivido entre ellos y predicado que el ser humano debí­a poner en práctica sus mejores virtudes. Al darse cuenta que su doctrina caí­a en saco roto, abandonó el territorio con una última profecí­a: cuando llegara el año Ce Acatl, coincidí­a con 1519, él regresarí­a. Además, Cortés era parecido fí­sicamente (bueno todos los españoles)

Moctezuma identificó a Cortés con el regreso de Quetzalcóaltl y no se resistió a los españoles. Tras descubrir los españoles templos donde se ofrecí­an sacrificios humanos empezaron a temer por su seguridad y capturaron, como rehén, al emperador.

Diego Velázquez no habí­a dicho su última palabra, en 1520 enví­a una expedición al mando de Pánfilo Narváez a detener la aventura de Cortés. El resultado es la derrota de esta expedición a manos de Cortés y los suyos; con el agravante de que el resto de los hombres se unen a Cortés.

De regreso a la capital, las cosas han cambiado. Cortés habí­a dejado al capitán Pedro Alvarado al mando de unos 100 hombres, éste tuvo que reprimir con dureza a los aztecas cuando intentaban, en una fiesta local, sacrificar a varios indí­genas. Cortés pidió a Moctezuma que calmase a sus súbditos, pero una pedrada en la cabeza lo mató. La revuelta azteca (dirigida por Cuitlahuac) obligó a retirarse de la capital, en la huida cayeron unos 600 españoles y miles de tlaxcaltecas; los capturados fueron sacrificados al dí­a siguiente. Estamos en el 1 de julio de 1520, en lo que se llamó la “Noche Triste”. Perseguidos por los aztecas, Cortés decidió hacerles frente en Otumba (7 de julio) y logró derrotarlos. Con la ayuda de los tlaxcaltecas, tras varios dí­as de asedió, logró tomar Tenochtitlán. Aquí­ se diluye el imperio azteca.

Aunque Cortés todaví­a interviene en exploración de Honduras, Guatemala, California, etc., dejaremos aquí­ este post para no alargarlo en demasí­a. Sirva este post como penitencia a este otro.

Share

Concurso ¿Quién o Qué?. Quinto QoQ

08 abr
8 abril 2008

La respuesta al Cuarto QoQ es: Atanagildo.

Quinto QoQ:

  1. Es una batalla.
  2. La guerra, en la que se encuadra esta batalla, tuvo carácter de guerra civil.
  3. Transcurrí­a el siglo XVIII.
  4. Sucedió en una localidad alcarreña.
  5. En esta guerra el ejército español abandona el mosquete, el arcabuz y la pica, siendo sustituido por el fusil con bayoneta.

Para contestar deja un comentario. Se puede votar hasta el 15 de abril.
La Clasificación en la pestaña Concurso.

La respuesta de este QoQ con el siguiente QoQ, y éste se posteará:

15 de abril a las 17,00 horas.

Share

Héroes. Enrique de Diego

05 abr
5 abril 2008

Acabo de terminar “Héroes” la novela histórica de Enrique de Diego. Reconozco que me costó engancharme (me parecí­a otra novela más de la Reconquista y culminada con las Navas de Tolosa), pero después de reposar los primeros capí­tulos decidí­ darle una segunda oportunidad. Y la conclusión final es que no es una novela más, si no “la novela de las Navas de Tolosa”.

Lo que empieza como las aventuras y desventuras de 4 jóvenes que huyen de su tierra (Monterroso) por un crimen, rápidamente se desgaja en 4 caminos diferentes. Los 4 protagonistas pasan a secundarios (incluso alguno desaparece), cuando lo crees olvidados, vuelven a aparecer. Siendo sincero, al comienzo de la lectura, pensé que la lí­nea de la novela era muy previsible: 4 amigos huyen, se separan sus caminos y vuelven a reunirse para salir triunfantes en la batalla final de las Navas, pero, gracias a Dios, fallé. Desde que se separan los 4 amigos hasta la batalla final, aparecen más de 120 personajes, cada uno con sus venturas y desventuras.

Enrique concede un protagonismo especial a Jiménez de Rada, arzobispo de Toledo, y a Fernando, hijo de Alfonso VIII, en la lucha por conseguir del Papa la proclamación de Cruzada. Hay un pasaje, para mi especial, cuando Jiménez de Rada arenga a los cristianos en la recuperación del sentimiento nacional y la memoria histórica de los godos que nos remonta 500 años atrás que me pone la carne de gallina (parece un polí­tico en precampaña). Recupera el protagonismo de las í“rdenes Militares (Temple y Calatrava).

Se palpa la preocupación de los judí­os de Toledo por la llegada de los ultramontanos, ya que ellos no entienden la coexistencia de las tres culturas (algún dí­a hablaremos de la coexistencia, convivencia, etc) y las de los andalusí­es por los almohades, que perderán todo (aunque sean también musulmanes) y serán utilizados como carne de cañón en la vanguardia.

Hay detalles que desconocí­a, como la infidelidad de la esposa de López de Haro (señor de Vizcaya) con un herrero.

Uno de los cuatro amigos, desaparecido de la novela, reaparece para ayudar a cruzar Despeñaperros a la hueste cristiana cuando estaba casi perdida. Se dice que fue San Isidro, un pastor, un ermitaño, pues no, fue Luciano “el gafe” (jejejeje).

Si hay que poner un pero (¿por qué hay que ponerlo?), serí­a que en la batalla final de las Navas podrí­a haberse recreado un poco más. Es más espectacular la refriega del Temple, ayudados por los calatravos, con una avanzadilla alhomade.

Mi valoración: cómprala, empieza con calma su lectura y luego devórala.

Nota para el autor: Enrique espero que sigas tratando este género, que personalmente me apasiona, y que estés trabajando ya en la próxima. Te lo exigimos desde Historias de la Historia.

Share

Concurso ¿Quién o Qué?. Cuarto QoQ

01 abr
1 abril 2008

La respuesta al Tercer QoQ es: Muhammad Ibn Mardanish, el Rey Lobo para los cristianos.

Cuarto QoQ:

  1. Es un rey.
  2. Su antecesor fue asesinado por sus propios hombres.
  3. Llegó al trono de la misma forma que un tocayo de su antecesor lo intentó siglos más tarde.
  4. Gobernó 23 13 años.
  5. Murió en su palacio de muerte natural.

Para contestar deja un comentario. Se puede votar hasta el 8 de abril.
La Clasificación en la pestaña Concurso.

La respuesta de este QoQ con el siguiente QoQ, y éste se posteará:

8 de abril a las 17,00 horas.

Share

Switch to our desktop site